Eduardo Tricio, por Daniel Servitje

El director de Grupo Bimbo define al presidente de Grupo Lala como inquieto y ávido de aprender; es ejemplo de lo que se puede lograr con entrega, dirección efectiva y visión a largo plazo, afirma.
eduardo tricio grupo lala  (Foto: Gilberto Contreras/Archivo Expansión)
Daniel Servitje Montull*

Tuve el gusto de conocer a Eduardo hace unos 20 años. Desde entonces lo recuerdo como una persona inquieta, ávida de aprender y con un gran instinto empresarial.

Alguna vez me platicó acerca del negocio de compra y venta de ganado que emprendió solo, siendo todavía universitario, y en el que, aunque estaba todavía en ciernes, su estilo empresarial y su visión de largo plazo le permitieron aumentar sus recursos y consolidar sus planes de negocio.

No cabe duda de que Eduardo ha dejado una huella evidente en Lala, dándole un alto prestigio a la marca, incrementando su participación de mercado y consolidando su liderazgo en nuevas categorías y diferentes países.

Recientemente ha entrado a mercados internacionales, particularmente en EU, adquiriendo plantas y negocios establecidos.

Todo esto es ejemplo de lo que los empresarios mexicanos pueden lograr con entrega, dirección efectiva y visión de largo plazo.

Es un empresario vanguardista, con una amplia idea del mundo de los negocios, enriquecida por su disposición y claridad, así como por su preocupación por la problemática de nuestro país.

Aprecio mucho su sencillez, su franqueza y su inteligencia, y admiro el balance de vida que ha logrado, en formar a su familia y compartir con ella sus logros y sueños.

Nuestro país sería mejor si contáramos con más personas con su sensibilidad, compromiso y liderazgo. 

*Daniel Servitje Montull es director de Grupo Bimbo.
Eduardo Tricio ocupa el lugar 17 en el ranking de los 100 Empresarios Más Importantes de México (ver ranking completo)

Ahora ve
Los grupos radicales “no son del pasado”, dice periodista amenazada por KKK
No te pierdas
×