La educación, valor del progreso social

La educación es de las pocas inversiones con altos rendimientos, dice el presidente de Grupo BAL; el también presidente de la Junta de Gobierno del ITAM resalta el factor clave para el progreso.
alberto bailleres  (Foto: Archivo)
Alberto Baillères*

Por sus frutos, la educación es el factor más importante del progreso social. Se logra conforme cada generación de mexicanos esté mejor preparada que la anterior. Cuando dominen el lenguaje y los métodos cuantitativos, y puedan desarrollar el conocimiento tecnológico, científico y humanista.

En definitiva, el progreso social se consigue cuando cada generación tiene mejores actitudes y hábitos de responsabilidad y de disposición al trabajo.

Invertir en educación vale también por su rentabilidad. Los aprendizajes inciden en la capacidad productiva de las personas, que los economistas miden calculando la tasa interna de retorno de la inversión en educación, al comparar su costo con los beneficios que resultan de una mayor remuneración de los educandos.

La tasa de retorno relacionada con la educación básica excede 20%, mientras que la del bachillerato y la superior, 15 y 10%, respectivamente.

Por mi experiencia puedo afirmar que hay muy pocos proyectos de inversión que obtengan rendimientos tan altos. Además, reconozco que la educación contribuye a la convivencia social y a la convergencia de oportunidades, lo que genera un valor social muy apreciable pero difícilmente medible.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

El mero desembolso de recursos no se traduce necesariamente en una mejor calidad de la enseñanza. Gastar más no significa invertir más. Así, tenemos un gran reto como nación: mejorar la eficacia del gasto educativo público y garantizar la plena rendición de cuentas.

*Alberto Baillères es presidente de Grupo BAL.

Ahora ve
China y Trump ponen la tensión en la reunión de la OMC en Argentina
No te pierdas
×