Suman 153 muertos en avionazo de España

La cifra de decesos se incrementó porque algunos sobrevivientes fallecieron por heridas graves; la aeronave de la empresa Spanair transportaba a 175 personas, incluidos dos bebés.
Unidades de emergencia acudieron al aeropuerto de Barajas. (
MADRID (CNN) -

Al menos 153 personas murieron el miércoles luego de que un avión de la aerolínea española Spanair se estrelló mientras despegaba en el aeropuerto madrileño de Barajas, quedando reducido a una bola de fuego.

La nave, un McDonnell Douglas MD-82 con 175 personas a bordo -incluidos dos bebés-, apenas había despegado hacia la turística isla de Gran Canaria cuando se desplomó para luego incendiarse en un arroyo cercano a la cabecera de la pista.

Tras precipitarse, una densa columna de humo emergió de los restos de la nave en las cercanías de la Terminal 4 del aeropuerto de Barajas, donde decenas de trabajadores de emergencia lucharon contra el fuego para intentar rescatar supervivientes.

"Lo único que se veía eran cachos de avión por todos los sitios y todo calcinado (...) El avión ha caído en un pequeño arroyito, y eso estaba sin quemar, lo demás, todo calcinado", dijo a TVE un trabajador del aeropuerto.

El avión despega e inmediatamente se incendia

Cerca de 30 personas sobrevivieron al accidente, pero con el correr de las horas varios de ellos fallecieron por la gravedad de sus heridas, elevando a 153 la cifra de muertos en la peor tragedia aérea en España en los últimos 25 años, según datos oficiales.

"Nos hemos encontrado un avión destrozado, prácticamente no había signos reconocibles del avión salvo la cola", explicó el portavoz del servicio de emergencias.

Al lugar del siniestro se trasladaron 50 ambulancias y fueron montados cuatro hospitales de campaña.

El accidente del vuelo 5022 de Spanair, en código compartido con la alemana Lufthansa, se produjo hacia las 14:45 hora local (12:45 GMT).

Una fuente con información sobre el accidente que no quiso ser identificada informó que el avión había intentado despegar alrededor de las 13:00 horas y que regresó tras dar una vuelta por la pista luego de que los pilotos detectaran algún problema.

La mayoría de los pasajeros que salvaron su vida habían caído al agua del arroyo, dijo a Reuters el jefe de operaciones del servicio de ambulancias Samur.

El avión falla en las maniobras de despegue

Además de declarar tres días de luto oficial, las autoridades improvisaron una morgue en un predio ferial en las cercanías de Barajas donde los familiares de las víctimas deberán realizar el reconocimiento de los cuerpos.

No hubo comentarios oficiales sobre la posible causa del incidente, aunque el diario El Mundo citó una fuente en su sitio Web diciendo que el motor izquierdo de la aeronave se incendió durante el despegue.

Decenas de familiares de las víctimas llegaron al aeropuerto de Las Palmas en Gran Canaria, donde eran llevados a un salón lejos de la prensa para ser confortados por psicólogos de la Cruz Roja.

El MD-82 accidentado tenía 15 años de antigüedad y había pasado por una inspección el 22 de enero pasado sin que se detectara ningún problema, informó Spanair.

Spanair recorta vuelos, empleos y flota

La aerolínea, perteneciente al grupo escandinavo SAS, atraviesa por problemas financieros. Recientemente paralizó su proceso de venta ante las duras condiciones del mercado aéreo por el alza del combustible.

Tras anunciar un plan de viabilidad que contemplaba el cierre de rutas y numerosos despidos, el sindicato de pilotos afirmó el mismo miércoles que la aerolínea vivía un "caos organizativo".

El presidente del cabildo de Gran Canaria, José Miguel Pérez, confirmó que en el avión viajaban pasajeros extranjeros.

"Es un vuelo cotidiano habitual (...) venían pasajeros procedentes de Suecia y de Holanda (...) Estamos en contacto con los cónsules en la isla y tratando de prestar toda la ayuda a los familiares", dijo el funcionario a TVE.

Ahora ve
No te pierdas