A juicio, medida anti-inmigrantes

Ciudadanos del norte de Virginia demandaron a su condado por una resolución que afecta sus dere legisladores de la entidad aprobaron en junio revisiones exhaustivas por parte de la policía lo
Latinos del norte de Virginia defienden los derechos de inmi
WASHINGTON (AP) -

Latinos del norte de Virginia presentaron una demanda contra el condado de Prince William para detener la aplicación de una resolución que procura dejar de ofrecer una amplia gama de servicios públicos a inmigrantes ilegales.

La demanda fue presentada en la Corte Federal de Distrito en Alexandria, Virginia, y alega que la aplicación de la medida aprobada en julio por legisladores del condado dejaría a inmigrantes que viven legalmente en Estados Unidos propensos a ser víctimas innecesarias de intromisión gubernamental y violaría sus derechos de protección equitativa. La demanda señala que la medida viola la Constitución y leyes federales y estatales.

La resolución permite que policías locales revisen el estatus de residencia de las personas que paren, autoriza que los empleados del condado guarden la información migratoria de los solicitantes de servicios públicos y pide que se cancelen varios servicios públicos _como vivienda y rehabilitación por drogas_ para los inmigrantes ilegales.

La demanda fue presentada a nombre de 22 personas, desde ciudadanos hasta indocumentados

''Esta ordenanza, que externa los peores instintos de unos cuantos en el condado, está destruyendo los tejidos vitales de la vida comunitaria'', dijo César Perales, presidente de el Fondo Legal Puertorriqueño para la Defensa y Educación.

El presidente de la Junta de Supervisores del Condado de Prince William Corey A. Stewart dijo que cree que la resolución sería ratificada en corte.

''Escribimos cuidadosamente la resolución y aplicación anticipando demandas y estamos confiados que superará este y otros desafíos que puedan surgir'', dijo.

La resolución ha puesto al condado de Prince William en el centro del debate sobre manejar la creciente población inmigrante de la región. El gobernador Tim Kaine y otros funcionarios han criticado al Congreso por no hacer lo suficiente para detener la inmigración ilegal, que ha causado que gobiernos locales tomen el asunto por cuenta propia.

Ahora ve
No te pierdas