Putin visitará Irán pese a amenazas

El presidente ruso viajará a la república islámica para discutir su programa nuclear; la canciller alemana, Angela Merkel, adoptó una visión más dura al proponer sanciones a Irán.
Vladimir Putin pidió pacienca en las negociaciones con Irán  (Foto: )
WIESBADEN, Alemania -

El presidente Vladimir Putin insistió el lunes en que haría una visita histórica a Irán para discutir el programa nuclear de la república islámica, descartando las dudas sobre si un reportado complot para asesinarlo lo forzaría a cancelar su viaje.

"Por supuesto que viajaré a Irán", dijo el líder ruso en una conferencia de prensa tras conversaciones con la canciller alemana, Angela Merkel. "Si uno reaccionara a las variadas amenazas y recomendaciones de los servicios de seguridad, entonces debería quedarse en casa".

Funcionarios del Kremlin habían mencionado más temprano que los planes para la visita de Putin estaban en duda luego de que una agencia de noticias rusa informó, citando a una fuente de seguridad no identificada, que conspiradores estaban planeando asesinar al presidente en Teherán.

La visita de Putin a Irán, la primera de un líder del Kremlin desde la de José Stalin en 1943, ha despertado gran interés debido al papel de Rusia como mediador en las conversaciones con las seis potencias mundiales, diseñadas para controlar las ambiciones nucleares de Irán.

El líder del Kremlin dijo que la paciencia y la negociación son las mejores herramientas para lidiar con Irán y agregó que intentar intimidar a Teherán es "inútil".

"Demostrar paciencia y buscar una salida es posible y debería hacerse (...)", refirió Putin. "Si tenemos la oportunidad de mantener estos contactos directos, entonces lo haremos, esperando un resultado positivo y mutuamente ventajoso".

Merkel adoptó una postura más agresiva, al decir que Naciones Unidas debe imponer más sanciones contra Irán si no cumple las demandas de la ONU sobre su programa nuclear.

Funcionarios del Kremlin no quisieron comentar detalles sobre la información del supuesto plan para asesinar a Putin, un reporte que fue reproducido por canales de televisión estatales.

Los medios rusos están en su mayoría controlados por el gobierno y es poco usual que organización de noticias de Moscú informe sobre un hecho delicado, como un supuesto plan contra el presidente, sin una aprobación oficial previa.

"Una fuente confiable en uno de los servicios especiales rusos recibió información de varias fuentes fuera de Rusia, según la cual durante la visita del presidente de Rusia a Teherán, se está planeando un intento de asesinato", dijo Interfax.

Los canales de televisión rusos relataron que se han frustrado planes previos para asesinar a Putin en Bakú, Azerbaiján, en el 2001, y en San Petersburgo, en el 2000.

Irán rechazó la información por considerarle sin argumento, diciendo que es una "guerra psicológica" calculada por los enemigos de Teherán, en una aparente referencia a las potencias occidentales, para socavar las relaciones ruso iraníes.

En una coincidencia histórica, el viaje de Stalin a Teherán en 1943 también estuvo rodeado de informaciones sobre planes de asesinato. En esa ocasión, el presidente ruso viajaba para una conferencia en tiempos de guerra con los aliados Winston Churchill y Franklin D. Roosevelt.

Stalin dijo entonces que la inteligencia soviética había descubierto planes nazis para asesinar a Roosevelt, lo que persuadió al presidente estadounidense a que se mudara a la embajada soviética durante su estadía.

Ahora ve
No te pierdas