Japón suspende su asistencia a Myanmar

El país asiático endureció sus sanciones con el fin de frenar la represión del gobierno militar Gran Bretaña ofreció ayuda económica en caso de que termine la violencia en Myanmar.
TOKIO (CNN) -

Japón suspendió su asistencia a Myanmar, un día después de que la Unión Europea (UE) endureció sus sanciones a la antigua Birmania en respuesta a la represión de la junta militar gobernante a las manifestaciones pro democracia.

El presidente de Estados Unidos, George W. Bush, amenazó con tomar medidas similares.

Pese a la tendencia a aplicar mayores sanciones contra Myanmar y su Gobierno militar, el primer ministro británico, Gordon Brown, ofreció un incentivo: ayuda económica para la empobrecida nación del sudeste asiático si comienza a avanzar hacia la democracia.

Tailandia propuso un foro regional, incluyendo a China e India, para empujar a la junta hacia una reforma democrática, pero Malasia se mostró indiferente a la idea, diciendo que podría desviar la atención del actual esfuerzo de mediación de la ONU.

El ministro de Relaciones Exteriores de Japón, Masahiko Komura, dijo que Tokio detendría 550 millones de yenes (4.7 millones de dólares) en asistencia, luego de la represión, el mes pasado, de las protestas lideradas por monjes budistas en las que murieron el menos 10 personas, incluyendo un periodista japonés.

"Necesitamos mostrar la postura del gobierno japonés. A esta altura no podemos tomar una acción apoyando al gobierno militar", expresó Komura a periodistas y agregó que, no obstante, el programa de asistencia sanitaria de Japón a Myanmar continuaría.

Mientras tanto, el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) dijo que estaba buscando acceso a miles de personas detenidas durante la reciente represión, aunque las autoridades aún no aceptaron conversaciones.

"El CICR está profundamente preocupado por el destino de miles de personas que han sido arrestadas en conexión con los recientes acontecimientos en Myanmar", indicó Pierre Kraehenbuehl, director de operaciones del CICR, en un comunicado en Ginebra.

El lunes, los ministros de Relaciones Exteriores de la UE acordaron fortalecer las sanciones contra los gobernantes de Myanmar y advirtieron que podrían adoptar una prohibición a toda nueva inversión en el país rico en recursos naturales.

El bloque de 27 naciones apuntará ahora contra sectores clave como los de productos forestales, metales y piedras preciosas de Myanmar, sumado a sanciones que incluyen prohibiciones de visas y congelamiento de activos de sus generales, funcionarios gubernamentales y sus familiares.

La UE dijo que su influencia económica es limitada, aunque hasta el momento evitó medidas en el sector energético, en el que la gigante petrolera francesa Total es una gran inversora.

Ahora ve
No te pierdas