Transporte en Francia queda paralizado

Los trabajadores iniciaron un paro para protestar por las reformas del presidente Nicolas Sarko el mandatario busca reducir los beneficios sociales de los jubilados; el paro durará hasta el j
PARÍS (AP) -

Los trabajadores del transporte iniciaron un paro en toda Francia el miércoles en protesta por las reformas defendidas por el presidente Nicolas Sarkozy, para reducir los beneficios sociales de algunos jubilados.

El paro, que durará hasta las últimas horas del jueves, enfrenta a un popular presidente con su primer escollo importante desde que subió al poder en mayo.

La huelga es una de las contrariedades que enfrenta Sarkozy: la economía sigue atascada pese a sus promesas de reimpulsarla, crecen las rencillas internas de su partido y además sus tribulaciones maritales han saltado a la portada de los diarios.

El mandatario indicó el martes por la noche que continuará con las reformas pese a las protestas públicas porque ''para eso fui elegido''.

Mientras tanto, un dirigente sindical amenazó con extender el paro si el gobierno no negocia las condiciones de la jubilación.

Aunque los paros laborales en Francia son legendarios, el país no ha sufrido uno generalizado desde que Sarkozy llegó a la presidencia.

Los dirigentes sindicales confían que la medida se equipare a las de 1995, cuando Francia quedó paralizada y el entonces presidente Jacques Chirac renunció a su agenda reformadora.

Sarkozy acudirá el jueves a la reunión cimera que los líderes de la Unión Europea mantendrán en Portugal. Sin embargo, decenas de millones de sus compatriotas verán dificultado el traslado a sus empleos y escuelas.

La autoridad del transporte municipal de París, la RATP, dijo que el tránsito será ''virtualmente nulo'' en la mayoría de sus líneas, y que la red nacional de ferrocarriles quedará ''casi paralizada''.

Los trenes de la Eurostar a Londres y otros países de Europa quedarán igualmente interrumpidos.

Ahora ve
No te pierdas