China arremete contra EU por Dalai Lama

La condecoración al líder espiritual daña la relaciones con EU, advirtió el país asiático; China instó al gobierno de Bush a tomar medidas concretas para remover el impacto de sus actos.
El Dalai Lama recibió la Medalla de Oro del Congreso de EU.
PEKÍN (CNN) -

China arremetió contra Estados Unidos por conceder al Dalai Lama uno de sus mayores honores, y convocó al embajador estadounidense en Pekín para presentarle sus quejas, diciendo que sus acciones "debilitaban gravemente" las relaciones entre ambos países.

El Dalai Lama, que vive exiliado en India desde que en 1959 huyó de Tíbet -su país natal y de mayoría budista- tras una fallida insurrección contra China comunista que había invadido el país nueve años antes, recibió el miércoles la Medalla de Oro del Congreso de Estados Unidos de manos del presidente George W. Bush.

China, que considera al Dalai Lama un separatista, habíá ya denunciado al galardón como una "farsa" que dañaría las relaciones entre Pekín y Washington.

"La acción de Estados Unidos es una ostensible interferencia en los asuntos internos de China, lastima los sentimientos del pueblo chino y ha debilitado gravemente las relaciones entre China y Estados Unidos", dijo el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores, Liu Jianchao, en conferencia de prensa.

"Instamos a Estados Unidos a tomar medidas concretas para remover el terrible impacto de sus acciones erróneas", agregó.

Liu no especificó cómo podría Estados Unidos reparar el daño, manifestando solamente que Washington estaba "muy al tanto de qué clase de medidas puede tomar".

Muchos en el Tíbet consideran al Dalai Lama su líder espiritual, pero cualquier mención de él en la región conlleva el riesgo de una dura sanción.

Liu dijo que antes de que los comunistas tomaran el control del Tíbet, el Dalai Lama era responsable de "un oscuro y cruel" sistema de servidumbre.

El Dalai Lama dijo en una abarrotada sala del Capitolio, sede del Congreso estadounidense, que no tiene "ninguna agenda oculta" al pedir más autonomía para su tierra en el Himalaya.

El dirigente religioso de 72 años aseguró que la descripción que ha hecho Pekín de sus motivos es "infundada y falsa", y pidió a sus simpatizantes estadounidenses que convenzan a China de que es sincero.

En Washington, Bush pidió a China que lleve adelante negociaciones abiertas con el Dalai Lama, pero Liu congeló esas perspectivas.

"Por lo que podemos ver a partir de las actividades del Dalai Lama, no encuentro ninguna sinceridad en él", dijo.

China y enviados del Dalai Lama han mantenido varias rondas de diálogo, pero aún tienen diferencias acerca de cómo debería ser gobernado el Tíbet o si el Dalai Lama finalmente podrá regresar a la región.

Ahora ve
No te pierdas