En riesgo plan antinarco de EU: Expertos

Sólo tendría resultados si el gobierno es capaz de frenar la corrupción en los cuerpos policiac Jorge Chabat dijo que de no solucionarse, México tendría una policía corrupta y bien equipada.
CIUDAD DE MÉXICO (AP) -

El plan millonario de apoyo estadounidense a México en materia de seguridad tendrá resultados positivos en el combate al narcotráfico en el país, sólo en la medida que el gobierno mexicano sea capaz de frenar la corrupción que el crimen organizado ha generado entre los cuerpos policiacos.

Así opinaron los expertos tras el anuncio de un programa estadounidense que busca fortalecer a México para enfrentar el narcotráfico, que en los últimos años ha provocado una espiral de violencia y la pérdida del control en algunas zonas del país.

''Si no se combate la corrupción en los cuerpos policiacos esta ayuda no va a funcionar... creo que ese es el reto que tiene (el presidente Felipe) Calderón'', dijo el martes el experto en seguridad nacional del Centro de Investigación y Docencia Económicas, Jorge Chabat.

Sin un combate a ese problema, señaló Chabat, México pasaría de tener ''una policía corrupta y mal equipada a una policía corrupta y bien equipada''.

Para Erubiel Tirado, coordinador del Diplomado de Seguridad Nacional de la Universidad Iberoamericana, el anuncio de ayuda para equipamiento y capacitación lanza una señal ''de que no hay una confianza plena en nuestras estructuras institucionales, precisamente porque ese es el origen de la crisis por la que atravesamos''.

La propuesta del presidente George W. Bush de proveer equipo y entrenamiento por 1,400 millones de dólares (mdd) en los próximos tres años a México, colocaría a este país en el segundo que más ha recibido dinero en materia de seguridad detrás de Colombia, que se ha beneficiado con unos 5,000 mdd.

Bush solicitó al Congreso un adelanto de 500 mdd para comenzar a ejecutar la denominada ''Iniciativa Mérida''.

México, por su parte, está dispuesto a invertir unos 7,000 mdd en tres años para financiar el combate al narco, dijo el martes en W Radio el embajador mexicano en Washington, Arturo Sarukhán.

Desde que asumió en diciembre del 2006, Calderón ha mostrado su voluntad de combatir directamente el narcotráfico y el crimen organizado, para lo cual ha puesto en marcha una estrategia en varios frentes.

El mandatario desplegó miles de policías federales y militares en estados afectados por la violencia directamente vinculada al narcotráfico; agilizó la extradición a Estados Unidos de capos de la droga y ha ordenado la depuración de los cuerpos policiacos.

Uno de los principales problemas que México ha padecido para enfrentar el narcotráfico ha sido la corrupción de las policías en los tres niveles de gobierno (municipal, estatal y federal), algunos de cuyos miembros han sido señalados de proteger a grupos del narcotráfico e incluso de estar en sus nóminas.

En una muestra de su voluntad para combatirla, el gobierno anunció en junio la remoción de los 284 mandos de la policía federal para someterlos a un programa de profesionalización y la aplicación de pruebas de confianza.

Sin embargo, apenas a principios de octubre, se anunció la detención de 25 policías federales señalados de dar protección al Cartel del Golfo, una de las mayores organizaciones del narcotráfico en el país.

Para Chabat, el plan de ayuda es también una muestra de ''confianza'' al gobierno de Calderón, pero advirtió que todavía ''hay un trecho'' entre la voluntad de combatir la corrupción y el narcotráfico y que haya resultados efectivos.

Al comentar el plan de su país, el embajador estadounidense en México, Tony Garza, refirió que mientras en 2006 fueron asesinadas unas 2,000 personas, en lo que va del año ya se superó esa cifra.

Ahora ve
No te pierdas