Chávez logra 'superpoderes' políticos

El Congreso de Venezuela concluyó el debate de la reforma que le permite reelegirse sin límites el presidente estará facultado para impulsar cambios radicales a la estructura política y econó
Con los cambios, Hugo Chávez podrá transformar radicalmente
CARACAS (AP) -

La Asamblea Nacional de Venezuela concluyó el jueves el tercero y último debate del proyecto de reforma de la Constitución que le permitiría al presidente Hugo Chávez ser reelegido sin límites y transformar radicalmente la estructura política y económica del país.

“Está reforma reivindica al ser humano, fortalece el poder popular. Es una reforma para la historia política, rumbo al socialismo”, dijo el diputado oficialista Darío Vivas.

La Asamblea completó oficialmente en la madrugada del jueves la reforma de carta magna de 1999 tras aprobar 69 artículos en poco más de un mes, pese a que por ley tenían un plazo de dos años para hacerlo.

Para el martes fue diferida la aprobación de 11 disposiciones transitorias. El proyecto final será entregado después a las autoridades electorales para que sea sometido a consulta popular el 2 de diciembre. Quedará aprobada si el número de votos afirmativos es superior al número de votos negativos.

Entre los elementos relevantes del proyecto aprobado lo constituye el establecimiento de un régimen político y socioeconómico de corte socialista, y de diferentes modalidades de propiedad que privilegiaran las que serán gestionadas por cooperativas y el estado.

De igual forma, se otorga potestad a los órganos del Estado para ocupar previamente un bien sujeto a expropiación durante el proceso judicial.

Chávez planteó originalmente el cambio de 33 de los 350 artículos de la Carta Magna, pero sus aliados en la Asamblea decidieron después anexar otros 36.

Entre las nuevas cláusulas destaca amplios poderes al presidente para crear nuevas regiones geográficas y fragmentar otras; control total sobre el Banco Central y administrar a su discreción las reservas internacionales

Asimismo, podrá decretar los estados de excepción, sin límite de tiempo, suspender las garantías constitucionales, excepto las referidas al “derecho a la vida, y la prohibición de tortura, incomunicación y la desaparición forzosa, el derecho a la defensa y el no ser condenado a más de 30 años”.

Las reformas ampliaron de 20% a 30% el número de votantes requeridos para solicitar un referendo de recorte de mandato del presidente u otro funcionario electo. Este es un nuevo obstáculo a la ya difícil tarea de convocar un referendo por iniciativa de los ciudadanos.

Repetidamente Chávez ha dicho que la reforma constitucional, redactada por una Asamblea controlada en más de 95% por fieles partidarios del mandatario venezolano, traerá justicia social a Venezuela.

Sus partidarios desestiman las denuncias de que acentuará la concentración de poder en manos del mandatario y el “autoritarismo”, calificándolas de retórica de una elite económica temerosa de perder sus privilegios.

La reforma además podría permitir a Chávez permanecer en el poder indefinidamente pues amplía el periodo presidencial a siete años y elimina la prohibición actual sobre una segunda reelección inmediata.

El gobernante afirma que los cambios radicales que propuestos traerán prosperidad y democracia. Sus adversarios los denuncian como un plan estatista y militarista para establecerá una dictadura al estilo cubano.

El diputado de Podemos, Ismael García, denunció que la inconstitucionalidad de la reforma argumentando que la actual carta magna sólo autoriza a los legisladores a aquellas normas que “no modifiquen la estructura y principios fundamentales del texto Constitucional”.

“Se violaron las normas que permiten proteger la Constitución, la Asamblea no estaba facultada para esto”, dijo el diputado de Podemos, Ismael García, en su intervención.

Ahora ve
No te pierdas