Nobel renuncia tras comentarios racistas

James Watson dejará de ser 'canciller' de un laboratorio, pero seguirá con sus investigaciones; el científico fue criticado por decir que los negros no son tan inteligentes como los blancos.
James Watson dijo que a su edad, 79 años, el retiro es algo

James Watson, el premio Nobel de Medicina en 1962, que recientemente protagonizó una fuerte polémica por sus declaraciones tachadas de racistas sobre la inteligencia de los negros, anunció hoy que renunciará a su trabajo en un laboratorio.

Watson, de 79 años, dejará de fungir como "canciller" –alto cargo administrativo- en el Cold Spring Harbor Laboratory, con sede en Nueva York, así como su puesto en la junta directiva, aunque seguirá con sus labores de investigación.

El científico señaló en un comunicado que a su edad, el retiro es algo más que merecido. "Las circunstancias en las que ocurre no son, sin embargo, las que hubiera previsto o deseado". Watson entró al laboratorio como director en 1968 y fue su presidente hasta 2003.

La semana pasada Watson fue objeto de fuertes críticas después de que afirmara el pasado domingo 14, en una entrevista con el periódico The Sunday Times de Londres, que la inteligencia de los negros no era la misma que la de las demás razas.

El científico pidió perdón, aunque la polémica ya se había desatado, más cuando no aclaró que había sido mal interpretado ni que sus declaraciones habían sido sacadas de contexto.

Watson ganó el Nobel de Medicina en 1962 por describir la estructura de doble hélice del ADN.

Tras su llegada al laboratorio, y a lo largo de los años, lo transformó de tal manera que en la actualidad es una referencia internacional en el estudio del cáncer, neurociencia y biología computacional.

Ahora ve
No te pierdas