¿Se ha logrado una igualdad entre sexos?

La mujer ha ganado terreno en el mundo laboral, pero existen factores que impiden su ingreso to la maternidad ha convertido a la mujer en un ser vulnerable, afirma la psicóloga Maruchi Llano.
La maternidad hace vulnerable a la mujer en un sentido econó
Enrique Duarte
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

A unos años de haber ingresado al siglo XXI aún prevalece en el mundo la guerra entre los sexos, pero son las mujeres las que  han ido ganando terreno dentro de los puestos laborales en los gobiernos y las empresas gracias a una mayor preparación académica.

“A partir de los años 50 las mujeres han ido conquistando ese primer aspecto que es la preparación académica y la capacitación para poder ampliar las posibilidades laborales y a partir de esto se ha dado un incremento paulatino de la intervención de las mujeres en la vida publica y de los puestos empresariales”, dijo la psicóloga Maruchi Llano de Orozco.

Pero la inmersión total del género femenino a los puestos de trabajo se ve afectado por una elección libre hacia un paso de la vida (la maternidad) y esto hace que su carrera se vea detenida por algunos años convirtiéndola en un ser vulnerable, principalmente en el aspecto económico.

Sin embargo se ha visto que el género masculino está reclamando su ingreso a esa vida hogareña.

“Los hombres (que) están trabajando de una forma tan ruda, a veces están pidiendo ese derecho, esa liberación para poder ocuparse de su vida personal”, explicó para CNNExpansión.com, la también integrante del consejo consultivo del Instituto Nacional de las Mujeres.

Llano de Orozco define algunas diferencias entre ambos sexos al mencionar que “la mujer totaliza más, es decir, usa la inteligencia, usa sus voluntades de emprendedora, de voluntad pero siempre tiene como que la marca emocional para que las cosas no sean neutras”.

Esta tendencia a ‘totalizar’ es lógica porque tiene un mayor contacto con la vida, sin embargo, el hombre tiende a ser más práctico, como un ser más racional, más capaz de fracturar las cosas y dejar de lado lo que personalmente estás sintiendo, define Maruchi Llano.

¿Dónde inicia esta desvalorización de la mujer?

Desde la época de la liberación femenina se trató de establecer diferencias físicas entre ambos sexos, demasiado evidentes dirían algunos, sin embargo una de ellas es la que ha llevado a que la mujer sea relegada: ser madre

Esta función se convirtió en una obligación cultural y no una función biológica o ‘natural’, al dejar sola a la mujer en el trabajo del cuidado del hijo o hija mientras el esposo tiene que trabajar para darle un sustento a la familia.

En este punto de la vida nace el término ‘género’, que es más social, una identidad que adquirimos del entorno.

Se necesita un cambio cultural, hay que quitar conceptos esencialitas de naturaleza humana, femenino-masculino, porque esas diferencias biológicas colocan a la mujer en una inferioridad, recomendó la psicóloga.

Mujeres en el gobierno

Al estar la mujer en un contacto ‘mayor con la vida’ se piensa que humanizarían más el entorno de los gobiernos y el empresarial.

“Sin embargo, como que las mujeres tienen esa presión de no ser muy femeninas cuando ejercen el poder o cuando tiene un puesto alto en la empresa. Muchas veces hay un intento de demostrar que son igualmente racionales igualmente duras porque están compitiendo en un mundo masculino donde se exige competitividad”.

“Entonces no siempre las mujeres humanizan el entorno, pero sí hay una sensibilidad en las mujeres que han gobernado hacia asuntos de impulsar leyes que protejan a la mujer que faciliten la vida de los niños, contra la discriminación y la violencia”, indicó Llano de Orozco.

A pesar de esto, seguiría habiendo problemas de violencia porque el género humano, a pesar de ese anhelo de paz, hay una lucha por el poder, por intereses y es algo que siempre se ha presentado en la historia, dijo la profesora del ICAMI.

México y una presidenta

“Creo que no esta lejos el momento, al estar participando las mujeres en la política y al tener una aportación positiva, no sé si en el próximo sexenio, pero esta generación lo vamos a poder ver, el tener una mujer en el poder.

“Como en Argentina, con Cristina Fernández, porque ella ha llegado hasta donde está por su preparación, fuera de que es la esposa del presidente (Néstor Kirchner)”, dijo Maruchi Orozco

Sin embargo, la psicóloga advirtió que siempre habrá la posibilidad de cualquier persona, siendo hombre o mujer, de hacer mal uso del poder.

Ahora ve
No te pierdas