Colombia renueva gobernantes regionales

La jornada electoral transcurrió en calma, bajo la lluvia y con un marcado abstencionismo; los colombianos eligieron a 18,527 funcionarios bajo la vigilancia de 391,000 efectivos.
BOGOTA (CNN) -

Colombia renovó el domingo a sus gobernantes locales y regionales, en medio de fuertes lluvias y una marcada abstención, en unas votaciones que transcurrieron en tranquilidad en casi todo el país pese a las amenazas y algunos ataques de la guerrilla izquierdista.

Las mesas de votación se cerraron a las 16:00 hora local después de ocho horas en las que los electores eligieron alcaldes, gobernadores, concejales y diputados.

La jornada se cumplió en medio de fuertes medidas de seguridad de las Fuerzas Armadas para evitar ataques de la guerrilla izquierdista y actos de corrupción, como la compra de votos y las presiones a los electores.

Unos 27.5 millones de colombianos estaban habilitados para votar y elegir a 18,527 funcionarios entre 86,449 candidatos, pero como en pasadas elecciones regionales, la abstención fue notable, a lo que contribuyó la fuerte temporada de lluvias que se registra en el país.

Los escrutinios comenzaron de inmediato tras el cierre de la votación, y los resultados se conocerán en las próximas horas.

Las votaciones estuvieron precedidas por una violenta campaña, en la que al menos 21 candidatos fueron asesinados, la mayoría en ataques de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) que históricamente sabotean las elecciones como parte de su lucha en un conflicto interno de más de 40 años.

Sin embargo, las Fuerzas Armadas, que con unos 391,000 efectivos mantuvieron un amplio dispositivo para garantizar la seguridad a los electores y a los candidatos, reportaron normalidad en todo el país durante las votaciones, salvo algunos hechos aislados.

En el municipio de Argelia, en el departamento del Cauca, al suroeste del país, las FARC mataron a tiros a un policía y los habitantes del pueblo no salieron a votar por las amenazas de la guerrilla contra los electores.

 

Gobierno reporta tranquilidad

Mientras, en el municipio de Castilla La Nueva, en el departamento del Meta, un grupo de habitantes incendió dos mesas de votación en protesta porque no aparecían inscritos, lo que les impedía votar.

Antes del inicio de las votaciones, las FARC derribaron con explosivos dos torres de energía en el departamento de Nariño y dejaron sin electricidad a cinco pueblos ubicados sobre el litoral Pacífico.

"En términos generales en el país se han podido realizar las elecciones sin ninguna perturbación grave", aseguró el ministro del Interior, Carlos Holguín.

"Estas elecciones han transcurrido tranquilamente, han sido hasta el momento una verdadera demostración de voluntad del pueblo colombiano en confirmar y en afianzar su democracia (...) en decirle no a los violentos", dijo por su parte el comandante de las Fuerzas Militares, general Freddy Padilla.

Los comicios fueron los primeros después de que estalló un escándalo político por presuntos nexos de congresistas, alcaldes y gobernadores con escuadrones paramilitares de ultraderecha, que al parecer favorecieron su elección.

Esa investigación mantiene en la cárcel a 14 congresistas y dos gobernadores, mientras más de 30 legisladores y alcaldes son investigados por presuntos nexos con paramilitares.

La mayoría de detenidos e investigados son aliados del presidente Alvaro Uribe, quien asegura que acabó el paramilitarismo con la negociación de paz con esos escuadrones.

Las negociaciones permitieron que más de 31.000 combatientes depusieran las armas, mientras que los antiguos comandantes permanecen encarcelados.

Los resultados de las elecciones del domingo servirán para acomodar las distintas fuerzas políticas para los comicios legislativos y presidenciales del 2010, según analistas.

Ahora ve
No te pierdas