Cristina tendrá mayoría legislativa

La virtual presidenta de Argentina tendrá más holgura partidaria que su marido; los indicadores económicos también dieron "la bienvenida" al triunfo de la actual senadora.
El triunfo de Kircher es más amplio que el de su propio mari  (Foto: )
BUENOS AIRES (Agencias) -

Consagrada oficialmente como la primera mujer argentina que accede al cargo de Presidenta, los primeros resultados auguran para Cristina Fernández una mayoría para su partido todavía más amplia de la que disfruta su esposo, Néstor Kirchner.

Salvo en la Capital Federal, Tierra del Fuego y la provincia de San Luis, la Concertación oficialista gobernará en 21 de los 24 distritos argentinos, mientras que en las cámaras altas y baja el bloque liderado por la actual senadora también se anotó una victoria: en el Senado tendrá 44 representantes (tres más que los actuales) mientras que entre los diputados, contará con 153 de los 257 escaños (13 más que los que tiene ahora)

Cristina Fernández de Kirchner obtuvo el domingo un 44.9 % de los votos en las elecciones presidenciales, con lo que aseguró su camino a la presidencia sin necesidad de ir a una segunda vuelta, tal como habían pronosticado los sondeos.

La prensa mundial se llenó de titulares que describían el triunfo y los retos que le esperan a la nueva presidenta argentina, en tanto que diversos jefes de estado y mandatarios del mundo se apresuraron a felicitar a la política de 54 años.

En Chile, Michel Bachelet, se refirió al triunfo de Fernández, y dijo que ''La inserción de la mujer en los niveles de conducción y dirección llegó para quedarse''.

En la misma línea se ubicó el presidente venezolano Hugo Chávez, con quien Néstor Kirchner construyó una estrecha relación política y económica durante sus cuatro años de gestión.

''Este es el triunfo de las mujeres de América Latina, porque las mujeres van a salvar al mundo'', expresó Chávez tras escuchar el primer discurso de Fernández como presidenta electa el domingo por la noche, informó la estatal Agencia Bolivariana de Noticias.

El triunfo de la senadora ''es el claro endose a la continuidad del seguro proceso de transformación que, sobre el liderazgo del presidente Néstor Kirchner, recolocó a Argentina en el rumbo del desarrollo, de la prosperidad y de la justicia social y reafirmó su presencia soberana en el mundo'', dijo el presidente brasileño Luiz Inacio Lula da Silva en un comunicado.

También los indicadores financieros y los analistas económicos dieron un “visto bueno” a unas elecciones cuyo resultado era predecible meses antes de las elecciones oficiales.

“La cómoda victoria de Fernández impulsó la confianza de los inversores hacia Argentina”, dijo Enrique Alvarez, estratega de deuda de América Latina para IDEAglobal en Nueva York.

Y aunque la nueva presidenta tendrá que afrontar una serie de desafíos que van desde la situación energética hasta el alto nivel de inflación, algunos inversores esperan que Fernández tenga más espacio político que su marido, el presidente Néstor Kirchner, para realizar los cambios políticos necesarios.

"Los desafíos para la nueva administración es aprovechar el cambio en la presidencia el 10 de diciembre para construir la transición desde lo que ha sido un extraordinario período de cinco años de sólido crecimiento a un período más prolongado de crecimiento sustentable", escribió el analista de Morgan Stanley Daniel Volberg en una nota de investigación.

Por su parte el analista de la consultora Argentine Research, Roberto Drimer, explicó que "los inversores construyeron un creciente optimismo sobre la posibilidad que Fernández de Kirchner introduzca, con su perfil más amigable, ajustes para mejorar el modelo económico".

Ante estos vientos de confianza, El Merval, principal índice de la Bolsa de Valores de Argentina, anotó este lunes una media jornada de positivos comportamientos,  animados por los comicios que llevaron a Cristina Fernández de Kirchner a una rotunda victoria.

Según su campaña, en este terreno Fernández ha propuesto un modelo económico basado en el desarrollo industrial con un alto nivel de consumo interno, una tasa de crecimiento en línea con la de los últimos cuatro años (superior a 8% anual) y una inflación que se ubique por debajo que la actual tasa anual (estimada entre 7 y 11% para 2007).

Para mantener el costo de vida la virtual presidenta de los argentinos prometió un fuerte superávit fiscal, acuerdos de precios y un ''acuerdo social'' entre empresarios y trabajadores en el que se negocien aumentos de salarios en línea con la inflación. En materia agropecuaria, se prevé que la senadora mantenga las actuales retenciones a las exportaciones destinadas a financiar planes sociales y obras públicas.

Según lo previsto, Cristina Fernández, abogada de 54 años y madre de dos hijos, asumirá la presidencia el próximo 10 de diciembre en lo que parece ser su máxima escala política, cuya carrera al interior de las filas peronistas inició hace 30 años, en paralelo con la de su actual marido el todavía presidente Néstor Kirchner y con quien se casó en 1974.

Ahora ve
No te pierdas