Bush veta proyecto de salud infantil

El presidente de EU frenó la iniciativa que había sido aprobada por ambas partes del Congreso; los legisladores plantearon ampliar los fondos a 35,000 mdd, Bush ya había dicho que era demasi
Este veto podría afectar a los republicanos ante las próxima
WASHINGTON (AP) -

El presidente George W. Bush, en una aguda confrontación con el Congreso, vetó el miércoles un proyecto de ley bipartidista que habría ampliado de manera drástica el seguro de salud para los niños.

Es apenas el cuarto veto de la presidencia de Bush y bien podría afectar políticamente a los republicanos de cara a las elecciones generales del 2008. El Senado aprobó el proyecto con votos suficientes para invalidar el veto, pero el margen en la Cámara de Representantes fue inferior a la cifra requerida.

Harry Reid, líder de la mayoría demócrata en el Senado, dijo que la acción de Bush representaba un ''veto cruel''.

''Nunca ha resultado tan claro cuán distanciado está el presidente Bush de las prioridades del pueblo de Estados Unidos'', dijo Reid en un comunicado. El veto ''niega la atención de salud a millones de niños pobres de Estados Unidos'', añadió el senador.

Bush vetó el proyecto a puertas cerradas, sin cobertura alguna de la prensa.

El programa de seguro de salud para los niños es un esfuerzo de los estados y del gobierno federal que subsidia la atención médica a 6.6 millones de personas, en su mayoría niños, para familias que ganan una suma superior a la requerida para optar por el programa de salud Medicaid, pero no lo suficiente para su propia cobertura a través de aseguradoras privadas.

Los demócratas, que controlan el Congreso, recibieron un importante apoyo de los republicanos para aprobar un proyecto de ley que añadiría 35,000 millones de dólares en el curso de cinco años a fin de permitir el ingreso de otros cuatro millones de niños al programa. La financiación se habría obtenido incrementando el impuesto a los cigarrillos de 61 centavos a un dólar por paquete.

El presidente había prometido vetar el programa, diciendo que el proyecto presentado por los demócratas era muy costoso. Bush propuso un incremento de 5,000 millones de dólares para el financiamiento del programa.

Ahora ve
No te pierdas