Blackwater podrá ser juzgado por Irak

El gobierno iraquí canceló la inmunidad para las firmas de seguridad privadas para ser procesad empresas internacionales temen de la capacidad de aplicar la ley justamente a los acusados.
El director ejecutivo de Blackwater, Erik Prince, defiende a
BAGDAD (CNN) -

El gabinete iraquí aprobó el martes una ley para ponerle fin a la inmunidad de las firmas de seguridad privadas a ser procesadas y revocó un controvertido decreto que los iraquíes dicen que equivale a una "licencia para matar".

El proyecto de ley, que deber ser aprobado por el Parlamento, llega luego de un incidente ocurrido el 16 de septiembre, que involucró a la firma estadounidense Blackwater, en el que murieron 17 personas.

Blackwater sostiene que sus guardias actuaron dentro de la ley, pero el tiroteo enfureció al Gobierno iraquí.

En Washington, un funcionario del Gobierno estadounidense dijo que los esfuerzos por presentar cargos ante los tribunales de Estados Unidos podrían verse complicados por un ofrecimiento de inmunidad limitada a los guardias de seguridad de Blackwater por parte de los investigadores del Departamento de Estado.

El New York Times precisó que los investigadores no tienen la autoridad para efectuar dicha oferta.

"El gabinete ha aprobado una ley que pondrá a las firmas no iraquíes y a aquellos a los que emplean bajo la ley iraquí," indicó el portavoz presidencial Ali al-Dabbagh, tras una reunión de gabinete.

Irak dice que hay en el país más de 180 compañías de seguridad, principalmente estadounidenses y europeas, y con cálculos sobre la cantidad de contratistas privados que varían entre 25,000 y 48,000.

Dabbagh agregó que el proyecto propone revocar la Orden 17, una medida aprobada en el 2004 por la Autoridad Provisional de la Coalición liderada por Estados Unidos, poco antes de entregar el control al Gobierno interino iraquí.

Durante mucho tiempo una fuente de fricción entre Washington y Bagdad, la medida no permite que los contratistas privados sean procesados en cortes locales. Los esfuerzos iraquíes por revocarla no habían llegado a ningún lado hasta el tiroteo de Blackwater.

Los contratistas de seguridad privados expresaron preocupación por la perspectiva de perder la inmunidad, diciendo que los expondría a los caprichos del sistema judicial iraquí, que la misión de Naciones Unidas en Irak dijo en su último informe sobre derechos humanos que a menudo no da a los acusados una audiencia justa.

"La gente tiene preocupaciones sobre el sistema tribunal iraquí. Si realmente va a eliminarse la inmunidad, habrá mucho desasosiego", refirió Andy Bearpark, director de la Asociación Británica de Compañías de Seguridad Privadas.

David Claridge, director de Janusian Security Risk Management, que provee protección para compañías extranjeras e iraquíes, dijo: "Las preocupaciones, naturalmente, estarían alrededor de la capacidad de las autoridades iraquíes por aplicar justamente la ley sobre todas las compañías y todos los individuos".

Ahora ve
No te pierdas