Noel toma fuerza tras pasar Cuba

La tormenta se fortaleció al comenzar a virar al norte, rumbo a Florida y las Bahamas; al menos 50 personas murieron a su paso por República Dominicana y Haití.
LA HABANA (CNN) -

La tormenta tropical Noel se fortaleció al comenzar a virar el miércoles al norte, hacia Florida y las Bahamas, tras descargarse sobre Cuba durante dos días y dejar al menos 50 muertos por inundaciones repentinas y aludes en la República Dominicana y Haití.

La tormenta arrojó 150 milímetros de lluvia en tan sólo seis horas sobre Baracoa, ocasionando inundaciones y bloqueos de carreteras en el extremo este de Cuba que ya estaba muy golpeado por las lluvias.

"Hay lluvia constante y vientos fuertes. El mar está muy picado", dijo Héctor Rodríguez, empleado de un hotel en Cayo Coco, una isla turística en la costa norte del centro de Cuba.

Miles de personas fueron evacuadas de áreas vulnerables, pero no se registraron víctimas en Cuba, que alardea de uno de los operativos de protección civil más efectivos de la región.

No se espera que la decimocuarta tormenta con nombre de la temporada del Atlántico 2007 se fortalezca y convierta en huracán sobre el agua, dijeron meteorólogos del Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos.

Los meteorólogos pronosticaron que la senda de la tormenta virará el jueves hacia el noreste, sobre las Bahamas, apartándose de Florida y bien lejos de las instalaciones de la industria petrolera en el Golfo de México.

Al menos 50 personas murieron en la República Dominicana y Haití, después que la tormenta provocó inundaciones en las calles y laderas de las colinas y la caída de árboles sobre casas.

Hubo poco alivio el miércoles en las lluvias torrenciales en República Dominicana, en tanto el Comité de Emergencia Nacional del país registró 30 muertes.

Se esperaba que la cifra de muertos trepe aun más una vez que los trabajadores de emergencia lleguen a las comunidades aisladas por los embravecidos ríos. Varios puentes colapsaron y deslizamientos de lodo bloqueaban los caminos.

Se cree que miles de personas han perdido sus hogares.

Emigdio Sosa, director del plan de asistencia social de la oficina presidencial, aseguró que hasta el momento 145,000 familias recibieron ayuda de emergencia en alimentos, mantas, colchones y redes de mosquitos. El Gobierno también espera distribuir materiales de construcción como zinc y madera.

"Proyectamos que ayudaremos a más de 300,000 familias", dijo Sosa en un comunicado.

En Haití, la Oficina de Protección Civil nacional contó 18 cuerpos, aseveró su director, Alta Jean-Baptiste.

Otras dos personas murieron en la pequeña ciudad de Terre Neuve. Una fue un niño de 10 años arrastrado por las inundaciones, y la otra una mujer de 36 años, aplastada por un árbol, según Faustin Joseph, funcionario de protección civil regional.

En Jamaica, una persona falleció al colapsar una vivienda por las fuertes lluvias, dijo la agencia para la preparación de desastres.

A las 11:00 hora del este (1500 GMT), el centro de la tormenta estaba ubicado aproximadamente 280 kilómetros al sur-sudoeste de Nassau, en las Bahamas, afirmó el centro de huracanes.

Ahora ve
No te pierdas