Bush incumplió sus promesas: Análisis

El presidente de EU negó legar a los siguientes mandatarios los problemas que asumió en el 2000 Irak, los déficits, la migración, el sector salud y los fondos de pensión han empeorado.
El mandatario dejará la presidencia en 2008 con muchas prome  (Foto: )
WASHINGTON (AP) -

Una y otra vez, George W. Bush prometió que ''resolvería los problemas, no los legaría a los presidentes siguientes ni a las generaciones futuras'', pero al aproximarse el fin de su mandato de ocho años, el presidente estadounidense sigue en deuda y sus promesas suenan huecas.

Irak, los déficits presupuestarios, la posible insolvencia de beneficios como el fondo de pensiones y el seguro médico para ancianos, los elevados costos de los servicios de salud y de energéticos, y los indocumentados son algunos de los problemas que heredará el nuevo presidente que asumirá el cargo en enero del 2009.

Además, ante el desplome de la popularidad del mandatario a sus niveles más bajos de la historia, y con relaciones tensas con un Congreso dominado por los demócratas, tiene pocas o nulas posibilidades de lograr una victoria sorpresiva en el poco tiempo que le queda.

''Estamos peor que en 1999'', antes de que asumiera el cargo Bush, se lamentó Matthew Dowd, un ex encuestador y jefe de estrategias de campaña para Bush, quien se ha desilusionado de su antiguo jefe.

Cuando se les pide a los estadounidenses que elijan las prioridades nacionales, ellos nombran la economía, los seguros de salud, la guerra en Irak, el terrorismo y los precios de los combustibles. Véase el estado de éstos y otros temas:

La economía se encuentra relativamente estable y los déficits han comenzado a descender luego de haber alcanzado sus peores niveles en el 2004. Sin embargo, durante el gobierno de Bush una deuda federal de 5.7 billones de dólares subió a los 8.9 billones de la actualidad. La guerra en Irak, con servicios médicos y beneficios por discapacidad para los veteranos, combinada con nuevos programas costosos como el programa de medicamentos recetados para el seguro médico para ancianos Medicare amenazan con elevar nuevamente los déficits. Los economistas temen que se esté avanzando hacia otra recesión.

El gasto nacional en servicios de salud, tanto públicos como privados, llegaban a un total de 1.5 billones de dólares cuando Bush asumió la presidencia. Para cuando deje el cargo, deberá haber crecido a 2.6 billones de dólares, un incremento del 75%. En tanto, el número de personas sin seguro ha aumentado del 14% de la población en el 2001 al 16% el año pasado, un total de 47 millones de personas.

La guerra en Irak, que se encuentra en su quinto año, le ha costado la vida a más de 3,800 soldados del ejército estadounidense y a más de 73,000 civiles iraquíes, ha provocado heridas a 28,000 soldados y su costo llega a medio billón de dólares. Aún si terminara la guerra, Bush afirma que Estados Unidos necesitaría seguir dando apoyo militar, económico y político al gobierno de Bagdad más allá de su presidencia y tendría ''una relación duradera'' con Irak.

No ha habido atentados terroristas en suelo estadounidense tras los ocurridos el 11 de septiembre del 2001. Sin embargo, la comunidad internacional concluyó en julio, casi seis años después de los atentados, que se le ha permitido a la red al-Qaeda reorganizarse y renovarse en Pakistán, donde se cree que el escurridizo Osama bin Laden aún se oculta.

Los precios de los energéticos son volátiles y se mantienen altos. El costo del crudo ha aumentado durante la presidencia de Bush de 29 a 80 dólares el barril. Los precios de gasolina, que tenían un costo promedio de 1.45 dólares el galón en el 2001, ahora se mantienen en 2.80, un incremento del 93%.

Al comenzar a retirarse los 78 millones de estadounidenses nacidos poco después de la Segunda Guerra Mundial, los programas de pensiones (conocidos como Seguridad Social) y del Madicare avanzan lenta pero inexorablemente hacia la insolvencia. Se espera que el fondo del Seguro Social durará hasta el año 2041 y el Medicare deberá quedarse sin dinero para el 2019. Bush intentó reformar el Seguro Social pero no logró suficientes votos ni siquiera cuando los republicanos controlaban el Congreso.

Bush intentó sin éxito hacer grandes cambios a las leyes de inmigración del país. Hay aproximadamente unos 12 millones de inmigrantes indocumentados en el país y cientos de miles siguen llegando cada año.

Bush intentó ser ''un unificador, no un divisor'', pero en vez de ello, el enfrentamiento entre los partidos ha empeorado.

''Es difícil encontrar algo que haya hecho (Bush) que haya mejorado la situación significativamente'', indicó el catedrático especializado en la presidencia Stephen J. Wayne, de la Universidad de Georgetown.

Ahora ve
No te pierdas