Juez concede libertad a familia Pinochet

La medida favorece a 22 de los procesados conectados con el ex dictador Augusto Pinochet; los implicados deberán pagar una fianza y quedarán en libertad provisional mientras sigue el pr
SANTIAGO DE CHILE (AP) -

El juez Carlos Cerda que resolvió someter a proceso por malversación a la viuda, los cinco hijos y 17 estrechos ex colaboradores del difunto ex dictador Augusto Pinochet, decidió el viernes concederles la libertad.

Pero la medida que favorece a 22 de los procesados sólo podrá ser resuelta el sábado por cuanto fue dispuesta en consulta a una sala de la Corte de Apelaciones de Santiago. Los implicados deberán pagar una fianza y quedarán en libertad provisional mientras sigue el proceso.

Los abogados defensores de la viuda y los hijos de Augusto Pinochet habían interpuesto el viernes sendos recursos de amparo para recuperar la libertad de los detenidos, luego que éstos pasaron una noche encarcelados por orden de un juez que los sometió a proceso por malversación de unos 20 millones de dólares.

Los abogados defensores de otros de los 23 procesados, incluso seis ex generales, interpusieron similares recursos ante la Corte de Apelaciones de Santiago.

Sin embargo, al disponerse la libertad los recursos de amparo quedaron sin efecto.

La presidenta Michelle Bachelet se refirió el viernes a las críticas de los opositores de derecha más recalcitrantes, que han sugerido una vinculación de la resolución judicial con la baja de popularidad del gobierno.

Bachelet hizo su referencia al participar en un acto con motivo de los 19 años de un plebiscito al que convocó el ex dictador en un intento por perpetuarse en el poder. Pinochet fue derrotado, lo que abrió el camino para el regreso de la democracia en Chile.

Bachelet destacó que actualmente ''los tribunales de justicia son independientes y esto quiere decir que sus fallos no dependen de ninguna influencia del gobierno''.

Oscar Aitken, el abogado y ex albacea de Pinochet, estaba prófugo y la libertad provisional concedida no lo favorecerá hasta que se presente al tribunal. Aitken está imputado de haber manejado en el exterior las cuentas por unos 28 millones de dólares que se le descubrieron a Pinochet en Estados Unidos y otros países.

Según las sospechas fundadas que invocó el juez Cerda en su resolución, en las más de un centenar de las cuentas se manejaron los recursos obtenidos por Pinochet presuntamente por el pago de comisiones por las compras de armas y por el uso de recursos destinados a la Presidencia.

La viuda, Lucía Hiriart, de 84 años, se encuentra internada en el Hospital Militar, también en calidad de detenida, luego de sufrir una descompensación por un alza de presión tras ser informada de la sorpresiva decisión del magistrado. La anciana ya estuvo bajo detención domiciliaria hace dos años por el delito de evasión tributaria.

La viuda fue visitada el viernes por el cardenal Jorge Medina, quien el 11 de septiembre ofició una misa en la hacienda donde se encuentran las cenizas de Pinochet, muerto el 10 de diciembre. La fecha recordó el golpe militar contra el gobierno socialista del presidente Salvador Allende que encabezó Pinochet en 1973 y que derivó en una dictadura que se mantuvo hasta marzo de 1990.

Las hijas de Pinochet, Lucía,de 63 años, Verónica, de 59 y Jacqueline, de 48, se encuentran detenidas en el Centro de Orientación Femenino y comparten una celda separada del resto de las internas. Los dos hijos varones, Augusto, de 62, y Marco Antonio, de 50, se encuentran en la moderna cárcel Santiago 1, también aislados de la población penal más peligrosa.

La defensa del ex gobernante había logrado paralizar la causa durante 14 meses al impugnar al magistrado por supuesta parcialidad, que se resolvió a favor de Cerda hace dos semanas.

El juez Cerda fue fustigado, sin embargo, por los defensores de la viuda y los hijos de Pinochet y de los otros implicados en la causa. Se le acusó de tomar una resolución “abusiva e ilegal” a sólo días de haber reiniciado la causa.

El abogado Luis Valentín Ferrada, defensor de algunos militares procesados, pidió al presidente de la Corte Suprema Enrique Tapia prohibirle a Cerda viajar el fin de semana a Estados Unidos para recibir un premio por su labor en favor de los derechos humanos. La Corte Suprema rechazó la petición.

Cerda tiene un largo historial en causas por violaciones a los derechos humanos y ello le valió el año pasado ser vetado en el Senado por la oposición derechista para su ascenso a la Corte Suprema.

También criticó a Cerda el diputado derechista Iván Moreira, quien acudió a visitar a los Pinochet. El legislador sostuvo que en la detención y procesamiento de los familiares del ex gobernante y de sus estrechos colaboradores hubo un ''móvil político''.

“Aquí lo que quieren es exterminar todo lo que sea Pinochet”, dijo.

Ahora ve
No te pierdas