Costa Rica da el sí al TLC con EU

Cuando se habían contabilizado el 90% de los votos de un referendo, ganaba el ‘Sí’ con un 51.7% algunos piensan que con la aprobación del tratado atraerá inversiones y generará empleos de cal
Los que votaron por el 'No' dijeron que el TLC sólo benefici  (Foto: )
SAN JOSÉ (CNN) -

Costa Rica aprobó el domingo en un referendo el Tratado de Libre Comercio (TLC) de Centroamérica con Estados Unidos, que dividió a la nación entre quienes piensan que inundará el país con productos subsidiados y los que creen que impulsará la economía.

Cuando se habían contabilizado el 90% de las mesas de votación, la opción por el "Sí" obtenía un 51.7% de los votos y la del "No" al tratado un 48.3%, dijo el Tribunal Supremo de Elecciones en datos preliminares.

Ahora, el Congreso pasará a discutir una serie de leyes complementarias que van desde la eliminación de aranceles hasta la apertura de las telecomunicaciones y los seguros, que Costa Rica mantiene en manos del Estado.

Costa Rica es el único país de los firmantes que no había ratificado el tratado, que entró en vigor hace un año y fue aprobado por los congresos de Estados Unidos, Guatemala, Honduras, El Salvador, Nicaragua y República Dominicana.

El resultado de la consulta popular será vinculante, o sea obligatorio, al haber concurrido a votar un 60% de los habilitados, por encima del 40% exigido por la ley. El voto no era obligatorio.

El presidente Oscar Arias dio un discurso conciliador tras el referendo, que según analistas despertó más pasiones que muchas elecciones presidenciales.

"Conocemos el resultado del referéndum, pero no conocemos el futuro. El futuro de Costa Rica es una página en blanco en la que con las manos de todos aún podemos escribir las mejores líneas de nuestra historia", señaló el ganador del Premio Nobel de la Paz 1987.

Arias había dicho el viernes que rechazar el acuerdo iba a ser un "suicidio colectivo" para los costarricenses porque aseguró, el país perdería la oportunidad de atraer inversiones y generar empleos de calidad.

"Yo quiero un mejor futuro para mi país. Con el TLC va a haber más trabajo, mejores servicios y mejores precios", opinó Michelle Boyd, una psicóloga de 26 años, cuando concurrió a votar.

Los opositores al TLC, entre los que se cuentan sindicatos, académicos, activistas y productores agrícolas, creen que la apertura de las empresas estatales significará una pérdida de soberanía, mientras que los defensores del tratado ven una oportunidad para hacer más eficientes esos sectores.

"El TLC lesiona gravemente a los sectores pobres y tiene más beneficios para la clase alta", dijo Luis Sánchez, un estudiante de diseño gráfico de 29 años cerca de un centro de votación, antes del cierre de las mesas.

Estados Unidos había advertido antes del referendo que no renegociaría el acuerdo con Costa Rica, conocido como CAFTA por sus siglas en inglés, si éste era rechazado.

Ahora ve
No te pierdas