Diálogo en Myanmar, sólo sin condiciones

La líder opositora rechazó sostener un diálogo con los militares bajo ciertas condiciones; expertos temen que este anuncio anule las posibilidades de restablecer la paz en ese país.
TOKIO (Notimex) -

La líder de la oposición de Myanmar, Aung San Suu Kyi, rechazó sostener un diálogo pre condicionado con la gobernante Junta Militar, tal y como lo propuso el máximo líder birmano, el general Than Shwe.

En una declaración difundida a través de la oficina de prensa de su partido, la Liga Nacional por la Democracia (LND), Suu Kyi afirmó que no negociará con el régimen militar si le imponen condiciones sobre su contenido.

"El deseo de alcanzar el éxito es demasiado importante y por eso no debe fijarse ninguna condición previa", dijo respecto a la propuesta de Shwe, quien indicó que negociará con la activista si ésta abandona la confrontación y deja de pedir sanciones contra el régimen.

La Premio Nobel de la Paz 1991 dijo que Myanmar (antes Birmania) necesita un diálogo sincero en el que se pueda hablar de manera abierta, según informes de prensa conocidos en esta capital.

"El éxito del diálogo radica en la sinceridad y en el espíritu de dar y recibir", reiteró en su declaración Suu Kyi, quien ha estado bajo arresto domiciliario en los últimos cinco años por orden de la junta militar, en el poder desde 1962.

Analistas consideran que el rechazo de la opositora podría disipar una cita o dar pauta al general para cancelarla definitivamente, en especial por la mala relación entre ambos, que incluso llevó a Shwe a prohibir que se pronuncie el nombre de Suu Kyi en su presencia.

La declaración de la dirigente de la LDN se da a conocer un día después que el líder de la Junta Militar designó al viceministro del Trabajo, Aung Kyi, como representante especial para negociar con Suu Kyi en el futuro.

El designación del "ministro de enlace" se logró gracias al llamado que hizo la semana pasada el enviado especial de las Naciones Unidas (ONU), Ibrahim Gambari, en su encuentro con el líder de la Junta Militar para poner fin a las represiones contra manifestantes.

El régimen militar reprendió y encarceló a miles de monjes budistas y civiles que exigían el establecimiento de la democracia en el país asiático, lo que causó el repudio de la comunidad internacional, que incluso ha amenazado con imponer sanciones.

Estados Unidos, Francia y Reino Unido presentaron el pasado viernes ante el Consejo de Seguridad de la ONU un proyecto de condena contra Myanmar, que ha sido rechazado por China, país que considera que la crisis debe resolverse por la vía diplomática.

Este martes, el portavoz de Asuntos Exteriores de China, Liu Jianchao, reiteró en rueda de prensa en Beijing que su país se opondrá ante cualquier sanción contra Myanmar, por lo que podría hacer uso de su derecho de veto ante el Consejo de Seguridad.

Las represiones contra civiles cobraron, según la Junta Militar, la vida de 10 personas y más de 1,200 detenidos, aunque organismos internacionales aseguran que los muertos superan los 200 y que más de 6,000 personas estarían aún en prisión por las protestas.

Ahora ve
No te pierdas