El avión más mortal pierde a su piloto

Paul Tibbets, el capitán de la nave que lanzó la primera bomba atómica, murió en EU a los 92 añ “teníamos sentimientos, pero los hicimos a un lado”, dijo alguna vez el militar que atacó Hiros
Paul Tibbets pidió ser incinerado para que su tumba no fuera
COLUMBUS, Ohio (AP) -

Paul Tibbets, el piloto del bombardero B-29 Enola Gay que lanzó la bomba atómica sobre Hiroshima, falleció este jueves a la edad de 92 años.

Durante seis décadas Tibbets insistió que no lamentaba la misión bélica que realizó, y afirmaba que dormía pacíficamente cada noche.

Tibbets falleció en su casa de Columbus, dijo su amigo Gerry Newhouse. Desde hace dos meses su salud había empeorado.

Tibbets pidió que no fuera efectuado funeral alguno en su honor y que no fuera colocada una lápida en su tumba, por temor a que se convirtiera en foco de protestas, dijo Newhouse.

La histórica misión de Tibbets en el avión bautizado con el nombre de su madre marcó el principio del fin de la Segunda Guerra Mundial y eliminó la necesidad de invadir Japón. Fue la primera bomba atómica utilizada en una guerra.

El avión y sus 14 tripulantes lanzaron la bomba de cinco toneladas de peso, apodada ''Little Boy'' (Muchachito) en la mañana del seis de agosto de 1945, la explosión mató entre 70,000 y 100,000 personas y lesionó a muchas más.

Tres días después, Estados Unidos arrojó una segunda bomba nuclear sobre el puerto japonés de Nagasaki, matando a unas 40,000 personas más, pero Tibbets no voló en esa misión.

Las fuerzas imperiales japonesas se rindieron poco después, y la guerra concluyó.

''Supe cuando recibí la misión que iba a ser emocional'', dijo Tibbets al diario The Columbus Dispatch en un artículo publicado con motivo del 60 aniversario del bombardeo. ''Teníamos sentimientos, pero tuvimos que dejarlos a un lado. Sabíamos que iba a matar a muchas personas. Pero mi motivación era hacerlo lo mejor que pudiera para poder terminar las matanzas cuanto antes'', agregó.

Tibbets pidió que sus restos fueran incinerados y sus cenizas esparcidas sobre el Canal de la Mancha.

 

Newsletter
Ahora ve
Dos actividades imperdibles en Las Vegas
No te pierdas