Tensión entre España y Marruecos

La futura visita del Rey Juan Carlos a Ceuta y Melilla crispa las relaciones entre ambos países Marruecos considera esas ciudades como “ocupadas” por las autoridades españolas.
MADRID (AP) -

Marruecos anunció el viernes que llamó a consultas a su embajador en España debido a la anunciada visita de los reyes españoles a Ceuta y Melilla, enclaves españoles en el norte de África que Marruecos reclama.

Marruecos llamó a embajador a consultas por tiempo indefinido y calificó de “lamentable” la anunciada visita del rey Juan Carlos y la reina Sofía.

El embajador Omar Azziman será retirado para “consultas”, dijo la agencia oficial de noticias marroquí MAP.

Horas antes en Madrid se anunció que el rey Juan Carlos y la reina Sofía serían los primeros monarcas españoles tras la restauración de la democracia que visiten los enclaves norteafricanos de Ceuta y Melilla. El anuncio lo hizo el Palacio de la Zarzuela, la residencia real.

La visita se realizaría pese a las protestas del gobierno marroquí, que considera que la visita real “a las ciudades ocupadas de Ceuta y Melilla” perjudicará las relaciones entre ambos países, según el vocero alauí Khalid Naciri.

Posteriormente, el primer ministro marroquí Abas El Fassi confió en la cancelación de la visita y advirtió que de realizarse, podría afectar ''las relaciones privilegiadas existentes entre los dos países'', según la agencia noticiosa oficial MAP.

La vicepresidenta primera María Teresa Fernández de la Vega respondió: “El viaje de los Reyes sólo puede enmarcarse dentro de la normalidad institucional, la normalidad de que los monarcas españoles visiten las dos ciudades autónomas y la normalidad de que los ceutíes y los melillenses vean satisfecha una demanda largamente esperada”.

La última vez que un monarca español visitó ambos enclaves fue en 1927, cuando lo hizo el abuelo de Juan Carlos, Alfonso XIII.

Debido a lo delicado del tema y la suspicacia marroquí, cuando el presidente del gobierno José Luis Rodríguez Zapatero visitó en enero de 2006 ambas plazas, Madrid no comunicó el viaje a Rabat.

Rodríguez Zapatero tuvo un caluroso recibimiento, mientras que Rabat consideró el viaje una provocación, aunque se apresuró a aclarar que no perjudicaría las relaciones bilaterales.

Esta vez, el reino alauí subió la estridencia de sus protestas.

El Fassi dijo que se enteró de la visita por los medios de comunicación españoles y manifestó que lo “lamenta profundamente”, según una declaración difundida por la oficina del primer ministro y que fue recogida por la agencia MAP.

El gobierno marroquí “recuerda que esas dos ciudades son parte integral del Reino de Marruecos” y afirmó que “su retorno a la madre patria se hará por medio de negociaciones directas con la vecina España, como fue el caso de Tarfaya, Sidi Ifni y el Sahara marroquí”.

Ambas ciudades son de soberanía española desde hace más de 500 años, cuando ni siquiera existía el reino de Marruecos, y el gobierno español insiste que son tan españolas como Madrid y Barcelona.

El reclamo marroquí “es un error persistente”, dijo el viernes el líder melillense Juan José Imbroda, a la vez alcalde y presidente del enclave de 70,000 habitantes, a Radio Nacional de España. “Melilla nunca fue territorio marroquí. Está bien documentado históricamente”.

Los monarcas españoles realizarán la visita el lunes y martes.

Ahora ve
No te pierdas