Chávez arremete contra manifestantes

El presdidente de Venezuela pidió a la oposición en su país a no recurrir a la violencia 'fasci ministros de Chávez culparon a los medios y a los estudiantes de incitar las protestas.
Hugo Chávez promueve reformas a 69 artículos de la Constituc
CARACAS (AP) -

El presidente Hugo Chávez condenó a la oposición venezolana por recurrir a la ''violencia fascista'' para rechazar los cambios constitucionales que amplían su poder, pese a que grupos proclives al mandatario fueron señalados de la convulsión registrada en las protestas.

Describiendo a sus adversarios políticos como antidemocráticos y derechistas, Chávez acusó a la oposición de buscar la ayuda de Washington y militares venezolanos en medio de protestas callejeras de cara al referendo del 2 diciembre.

''Yo en Venezuela llamo a la gente de derecha que no tomen el camino del fascismo'', dijo el mandatario a la televisión estatal venezolana desde Santiago de Chile, donde asiste a la Cumbre Iberoamericana.

Ellos ''toman generalmente los caminos de la violencia del fascismo y arremeten contra las leyes, contra los pueblos y andan siempre buscando el Pentágono (el departamento de Defensa estadounidense), buscando generalotes y gorilas para que les hagan el trabajo del terrorismo'', agregó.

Chávez promueve reformas a 69 artículos de la Constitución con lo que, entre otras, se permite su reelección indefinida, aumenta un año la duración del mandato presidencial y elimina la autonomía del Banco Central. Las protestas en contra de esta iniciativa han surgido en Caracas y otras ciudades importantes.

Las marchas han sido en su mayor parte pacíficas, aunque se han producido varios enfrentamientos entre estudiantes y policías.

La enmienda constitucional fue aprobada por el Legislativo y ahora pende de una consulta popular que tentativamente será el 2 de diciembre.

Raúl Baduel, ex ministro de Defensa de Chávez y por mucho tiempo su amigo, criticó la reforma promovida por el gobierno e instó a los electores a rechazarla, al considerar la iniciativa como un ''golpe de estado''.

Baduel también admitió la posibilidad optar a algún cargo de elección.

Dirigentes universitarios acusaron al gobierno de Chávez de armar a los grupos que dispararon contra estudiantes que regresaban de una marcha pacífica el miércoles, que dejó dos heridos de bala y otros seis contusos durante choques entre los manifestantes y los otros grupos, dijeron las autoridades.

Fotógrafos de la AP vieron el miércoles al menos a cuatro pistoleros, con los rostros cubiertos, disparando contra los opositores a la reforma en un campus.

El ministro de Educación Superior, Luis Acuña, ofreció enviar tropas a los campus para parar la violencia, pero las autoridades universitarias rechazaron de inmediato la oferta porque podía volverse una manera de controlar la academia. La ley prohíbe el ingreso de la fuerza pública a las universidades.

Los universitarios convocaron a nuevas marchas, una de ellas el sábado en esta capital.

El ministro de Interior, Pedro Carreño, culpó a los estudiantes y los medios de comunicación por la violencia. Pero el presidente de la Asociación de Profesores de la Universidad Central de Venezuela, Víctor Márquez acusó al gobierno de Chávez de armar a milicias urbanas que serían las responsables de la violencia.

''Miente Pedro Carreño al decir que son los universitarios que están generando violencia, ellos saben perfectamente de donde proviene la violencia'', dijo Márquez en rueda de prensa.

El Departamento de Estado dijo que está atento a los acontecimientos y rechazó el jueves la violencia.

 

 

Ahora ve
No te pierdas