Senado EU aprueba a Mukasey como fiscal

Algunos legisladores criticaron que el juez retirado podría apoyar técnicas de tortura; Mukasey ocupará el puesto de Alberto Gonzales, quien renunció en septiembre bajo presión.
Michael Mukasey fue elogiado por algunos senadores como un c  (Foto: )
WASHINGTON (CNN) -

Un Senado dividido confirmó el jueves al juez retirado Michael Mukasey como fiscal general de Estados Unidos, haciendo a un lado las preocupaciones respecto de que él podría apoyar métodos de interrogación que mundialmente son considerados como tortura.

En una votación dividida principalmente según los partidos, el Senado aprobó la nominación Mukasey por 53 votos a favor y 40 en contra con la reprobación de los demócratas porque el juez retirado se rehusó a declarar ilegales los ahogos simulados.

El Senado dio luz verde para que Mukasey reemplace a Alberto Gonzales, quien renunció bajo presión en septiembre a la procuraduría general.

El líder de minoría del Senado, el republicano Mitch McConnell, declaró: "Esta noche, una clara mayoría bipartidista del Senado de Estados Unidos votó para confirmar al juez Mukasey, porque él es uno de los candidatos más calificados jamás nominados al cargo de fiscal general".

Mukasey, de 66 años, fue juez federal en Nueva York durante 18 años y antes había servido como fiscal estadounidense. Inicialmente el juez había recibido un amplio apoyo en el Senado.

Legisladores lo elogiaron señalando que era un candidato justo e independiente y predijeron que restauraría la confianza del público en el Departamento de Justicia tras el agitado período de Gonzales.

Sin embargo, Mukasey se encontró con problemas el mes pasado durante su audiencia de confirmación.

El juez retirado dijo a la Comisión Judicial del Senado que la tortura violaba la constitución de Estados Unidos, pero testificó que no sabía si los ahogamientos simulados, un método de interrogación ampliamente denunciado, eran ilegales.

Posteriormente, Mukasey dijo en una carta que consideraba los ahogamientos simulados como "repugnantes". Pero indicó que no podría descartar su legalidad hasta que revisara las técnicas confidenciales de interrogación de Estados Unidos.

"La respuesta del juez Mukasey (...) me planteó serias dudas sobre si está preparado para ser la voz realmente independiente que el Departamento de Justicia necesita con desesperación", dijo el líder de mayoría del Senado, el demócrata Harry Reid.

"Si él no puede enfrentar al presidente en un tema de importancia tan profunda con una respuesta legal clara, ¿cómo podemos estar seguros de que no será más que otro portavoz para un Gobierno que atesora el secretismo y la lealtad por sobre todo?", preguntó Reid.

Críticos en Estados Unidos y el extranjero han acusado a Estados Unidos de torturar a los sospechosos detenidos en la guerra contra el terrorismo. La CIA supuestamente utilizó los ahogamientos simulados mientras interrogó al menos a tres detenidos de alto nivel después de los ataque del 11 de septiembre del 2001.

Bush dice que la tortura está prohibida, pero se rehúsa a revelar los métodos de interrogación de Estados Unidos: la tortura.

Ahora ve
No te pierdas