Pakistán: elecciones antes del 9 enero

El presidente Pervez Musharraf anunció que se realizarán elecciones generales anticipadas; el mandatario no informó cuándo terminará el “estado de emergencia” que decretó.
ISLAMABAD (CNN) -

El presidente pakistaní, Pervez Musharraf, presionado por sus rivales y aliados occidentales para volver a poner al país en el camino hacia la democracia, dijo el domingo que las elecciones generales se efectuarán antes del 9 de enero.

Musharraf, comandante en jefe del Ejército que tomó el poder hace ocho años, dijo que la Asamblea Nacional y las asambleas provinciales serán disueltas en los próximos días, a fin de dar paso a las elecciones.

Sin embargo, no precisó cuándo terminará el estado de emergencia que declaró hace una semana.

El general sostuvo que renunciará al Ejército y juramentará como presidente civil una vez que la Corte Suprema declare como legítima su reelección del 6 de octubre.

Musharraf, quien afirmó la semana pasada que las elecciones se llevarían a cabo a mediados de febrero, indicó que depende de la Comisión Electoral decidir la fecha exacta de la votación, pero agregó que ésta tendría que llevarse a cabo dentro de 60 días tras la disolución de la Asamblea Nacional.

También destacó que una festividad religiosa de los musulmanes chiítas, en una época en que usualmente se registran más actos de violencia, comenzaría el 9 de enero.

“Deberíamos celebrar elecciones antes del 9 de enero”, dijo.

Después de suspender la Constitución hace una semana, el general Musharraf removió a la mayoría de los jueces del país, puso a los de mayor rango bajo arresto domiciliario, y ordenó a la policía que detenga a numerosos líderes de oposición y a cualquiera que sea considerado problemático.

El general justificó estas acciones diciendo que el poder judicial estaba obstaculizando la batalla en contra de los militantes y el extremismo.

Según diplomáticos, el principal objetivo de Musharraf al imponer el estado de emergencia era evitar que la corte rechazara su reelección, en defensa de las protestas de sus rivales de que el general no era elegible como presidente debido a su condición de comandante en jefe del Ejército.

Musharraf se negó a decir cuándo sería restaurada la constitución y se levantaría el estado de emergencia. Sostuvo que las medidas de emergencia reforzarán la lucha contra los militantes y ayudarán con la seguridad de las elecciones.

“También asegurarán elecciones justas y transparentes porque no vamos a interferir en el proceso de los comicios”, expresó.

“Esto es historia”

El presidente pakistaní también dijo que espera que todos aquellos detenidos durante la semana pasada sean liberados y participen en las elecciones.

El Gobierno afirma que 2,500 personas han sido detenidas durante el estado de emergencia, pero el Partido del Pueblo de Pakistán de la líder opositora Benazir Bhutto señala que 5,000 de sus partidarios están arrestados.

Bhutto se retiró de Islamabad para trasladarse a la ciudad oriental de Lahore, donde planea iniciar una masiva protesta el martes, a menos que el general Musharraf reanude el régimen de emergencia y restablezca la Constitución.

Musharraf dijo que los gobiernos interinos serán establecidos tan pronto como la Asamblea Nacional sea disuelta el 15 de noviembre. Lo mismo ocurrirá con las cuatro asambleas provinciales el 20 de noviembre, aseveró.

“Esto es historia, damas y caballeros, porque es la primera vez que todas las asambleas habrán completado sus períodos”, dijo Musharraf.

El presidente de Estados Unidos, George W. Bush - quien valora a Musharraf como un aliado en contra de Al Qaeda y los talibanes - dijo que esperaba que el mandatario renuncie al Ejército, se transforme en un líder civil y convoque a elecciones.

Ahora ve
No te pierdas