300,000 casas dañadas en Tabasco

El gobierno desconcentrará áreas de vivienda en la capital y dará apoyos a las familias afectad el programa para la reconstrucción y reubicación de casas costaría 7,000 millones de pesos.
El gobierno de Tabasco carece de la reserva territorial sufi  (Foto: )

El gobierno de Tabasco desconcentrará de su capital las áreas de vivienda, pues no cuenta con reserva territorial para dar cabida al total de reubicaciones familiares, informó el director del InviTab, Ariel Zetina.

En rueda de prensa, indicó que la víspera -en coordinación con la Secretaría de Desarrollo Social- inició el levantamiento del "Padrón Unico de Viviendas Dañadas", pues se han detectado daños mayores y menores en 300,000 casas-habitación que deberán ser rehabilitadas o reconstruidas.

El director del Instituto de la Vivienda de Tabasco (InviTab) agregó que se han comenzado a diseñar paquetes de materiales de apoyo para la reconstrucción de las viviendas.

Sin embargo, dijo, "no se invertirá ni un solo peso en aquellas casas que se reubicarán y en este programa nadie quedará fuera, todas las familias afectadas serán reubicadas o se les darán apoyos para mantenimiento y reconstrucción".

Explicó que por instrucciones del gobernador Andrés Granier Melo se pondrá en marcha un Programa Emergente de Vivienda, para el cual se requiere de al menos una reserva territorial de 600 hectáreas, que comprará el gobierno estatal, las dotará de servicios urbanos y se hará la "siembra de viviendas" con pies de casa y suficiente terreno.

Dio a conocer que actualmente el InviTab tiene 65 hectáreas para iniciar la urbanización en las que se dejarán lotes de 200 metros cuadrados y se espera que para marzo de 2008 se puedan entregar los primeros pies de casa.

Consideró que el Programa Emergente para la Reconstrucción y Reubicación de Vivienda podría tener un costo de 7,000 millones de pesos, por lo que se buscan apoyos subsidiarios con instituciones como Fonhapo y el Instituto Nacional de la Vivienda, a fin de ofrecer el máximo apoyo a los damnificados.

Ariel Zetina manifestó que el gobierno de Tabasco está dispuesto a "poner la reserva territorial y la urbanización, pero se buscan los apoyos federales para el levantamiento de los pies de casa".

En ese sentido, abundó que de lograrse estos subsidios federales podrían ofrecer condiciones de pago muy cómodas para los beneficiarios, aunque no mencionó cifras, pues todavía no se sabe cuánto apoyo se recibirá.

Comentó que los programas normales de vivienda requieren de un enganche de diez mil pesos y mensualidades de 500 pesos durante cinco años, por lo que se espera que este programa sea de menores costos para los afectados por las inundaciones.

Puntualizó que el reto es muy grande, tomando en cuenta que de las 700,000 viviendas que existen en Tabasco 300,000 son las que tienen daños mayores y menores y que más de 30,000 se ubican en zonas que de ninguna manera podrán ser rehabitadas.

Explicó que no es posible regresar a dichas viviendas porque están en lugares de alto riesgo como son márgenes de ríos y de lagunas que nunca debieron ser ocupadas por los pobladores.

Ahora ve
No te pierdas