Diputados rechazan castrar a violadores

Un legislador había propuesto castrar químicamente a los pederastas con Depo-Provera; la droga disminuye la intensidad y frecuencia del deseo sexual y evita la erección.
CIUDAD DE MÉXICO (Notimex) -

Diputados federales del PRI, del PAN y de Convergencia manifestaron su rechazo a la propuesta de aplicar la "castración química" a los sentenciados por violación, abuso sexual o pederastia contra menores de 12 años.

El diputado local priista Armando Tonatiuh González, propuso reformas y adiciones al Código Penal y a la Ley de Salud del Distrito Federal para inyectar el fármaco Depo-Provera, el cual disminuye la intensidad y frecuencia del deseo sexual, y evita la erección y eyaculación.

La presidenta de la Comisión de Derechos Humanos en San Lázaro, Omeheira López Reyna, calificó la propuesta de "absurda", ya que no se puede permitir que ningún ser humano sea sancionado de esta manera, aun cuando hayan cometido algún delito.

La legisladora del PAN indicó que este hecho es violatorio, "es como si estuviéramos avalando una pena de muerte. Aunque los delitos sexuales son catalogados como graves no podríamos aceptar este tipo de afectaciones y no podemos hacer justicia de esta manera".

Señaló que aunque en otros países se aplican sanciones de este tipo, México no está preparado para ello. "Habemos diputados que no avalaríamos esta situación, la Asamblea Legislativa del Distrito Federal tendría que valorarlo".

A su vez, el secretario de la Comisión de Justicia, Juan Francisco Rivera Bedoya, dijo que México no está preparado para asumir las consecuencias que tendría la aprobación de esta iniciativa entre las personas a quienes se les aplicaría el medicamento.

En entrevista, el legislador del Partido Revolucionario Institucional (PRI) consideró que antes de reformar las leyes de salud se tendría que modificar y fortalecer el sistema jurídico mexicano.

"Es una medida muy novedosa, pero no creo que ninguna de las Cámaras la apruebe, debido a que atenta contra muchas cosas", dijo.

En su oportunidad, la diputada Layda Sansores, de Convergencia, dijo que esta iniciativa requiere de un debate muy amplio, ya que violenta derechos humanos.

Consideró que los "medios agresivos no son la solución, pues hay tratamientos de otra índole que pueden aplicarse como los psicológicos y médicos para evitar que esto vuelva a suceder. Creo que la cárcel es suficiente".

Ahora ve
No te pierdas