Francia vive segundo día de huelga

Trabajadores del sector transporte acordaron continuar con el paro por lo menos hasta mañana; el presidente francés se ha negado a ceder en sus planes de reforma al sistema de pensiones.
El paro en el sector transporte de Francia pretende ampliars
PARÍS (CNN) -

Una huelga del sector del transporte francés entró el jueves en su segundo día consecutivo, provocando alteración generalizada pese a los intentos del Gobierno y los sindicatos por negociar la reforma de pensiones que desencadenó las protestas.

La compañía ferroviaria francesa SNCF dijo que menos de la mitad de su personal se sumó a la paralización el jueves, frente a más del 60% del miércoles.

Pero los trabajadores del mayor sindicato de transportes, el CGT, votaron por continuar con la paralización al menos hasta el viernes por la mañana.

"Todas las asambleas generales han tomado la posición y la huelga continuará por 24 horas hasta mañana", declaró a Didier Le Reste, presidente de la división de transportes de CGT. Los empleados de otros sindicatos también decidieron proseguir con la huelga.

Los trabajadores de CGT en la Autoridad del Transporte RATP también anunciaron que seguirían adelante con la paralización.

"Así que imaginamos que el viernes será muy parecido a hoy", dijo el portavoz del sindicato, Jacques Eliez.

Aunque un número ligeramente mayor de trenes, autobuses y metros operaban el jueves, muchos franceses tuvieron dificultades para llegar a su trabajo por segundo día consecutivo y los atascos de tráfico bloqueaban las carreteras de entrada a París mucho antes del amanecer.

La huelga es la mayor prueba que Sarkozy ha enfrentado desde el inicio de su gestión.

El mandatario fue elegido tras prometer eliminar el régimen especial de pensiones, que permite a algunos empleados del sector público jubilarse con 37.5 años de cotización, frente a los 40 años del resto de los trabajadores.

Sarkozy ha señalado que está dispuesto a realizar concesiones secundarias, pero prometió no renunciar al tema central de su reforma, con la seguridad de que la opinión pública lo respalda.

"Nuestras líneas son bien conocidas, no han cambiado", dijo el portavoz presidencial, David Martinon. "Estamos trabajando para asegurarnos de que la huelga no se prolongue (...) No somos pesimistas", agregó.

El Gobierno escribió el miércoles a los líderes sindicales proponiendo un mes para las negociaciones entre los trabajadores, las compañías afectadas y representantes gubernamentales. Los sindicatos tenían previsto reunirse a lo largo del día para decidir cómo responder.

El Gobierno se enfrenta al mismo tiempo a una protesta de los estudiantes por la reforma del sistema universitario.

Unas 30 universidades fueron bloqueadas el jueves y la policía desalojó durante la noche a los alumnos que se tomaron parte de la universidad de Rennes, en el oeste del país.

 

Ahora ve
No te pierdas