Se recrudece huelga en Francia

Trabajadores del transporte público votaron por extender el paro nacional que inició el miércol los estragos en el país continuarán hasta el lunes entrante.
A tres días de haber iniciado, ya existen indicios de que el
PARÍS (Agencias) -

Los empleados del transporte público votaron este viernes continuar su huelga nacional, dijeron los representantes sindicales, para mantener la presión contra el programa reformador del presidente Nicolas Sarkozy.

Hubo, sin embargo, indicios de que el paro comenzó a perder fuerza, pese a que los agremiados decidieron continuar su actitud por lo menos hasta el lunes.

Menos de un tercio de los maquinistas de tren permanecieron el viernes en sus casas, frente al 60% el miércoles, el primer día del paro, según el ente nacional ferroviario SNCF.

Varios sindicatos que representan a los empleados de la SNCF y el sistema de subterráneo de París, RATP, acordaron continuar la huelga hasta el lunes, dijeron los representantes gremiales.

El director de la SNCF Guillaume Pepy indicó el viernes que ''algunos huelguistas incontrolados _ o elementos de fuera'' bloquearon trenes al encender hogueras o arrojar petardos. Consideró esa conducta ''escandalosa y absolutamente inaceptable''.

Los sindicatos iniciaron el paro el martes por la noche en protesta por los planes de Sarkozy de modificar el generoso sistema de pensiones que disfrutan los maquinistas de trenes y otros funcionarios públicos, muy por encima del sector privado. La imagen de Sarkozy como reformador depende de que no ceda a esa presión.

Cuando subió al poder hace seis meses, Sarkozy prometió modernizar la economía y la burocracia estatal francesa para poder competir mejor en un mundo globalizado.

No obstante el mayor peligro que encara Sarkozy es que el descontento del sector público se extienda a otras áreas y el paro del transporte se generalice abarcando otros servicios.

Retiran bloqueo

Los trabajadores de energía suspendieron el bloqueo de la terminal de gas natural licuado Fos-sur-Mer operada por la compañía energética estatal Gaz de France, dijo el viernes el sindicato CGT.

Un representante de la CGT afirmó que los barcos bloqueados deberían ser descargados esta tarde.

La terminal es la segunda más grande de Francia, con una producción anual de 7,000 millones de metros cúbicos.

Ahora ve
No te pierdas