Científicos logran cambio en células

Investigadores transformaron células comunes en unidades que actúan como células madre embriona este avance podría permitir el desarrollo de la medicina personalizada.
WASHINGTON (CNN) -

Dos equipos distintos de investigadores anunciaron que transformaron células comunes de la piel en lotes de células que lucen y actúan como células madre embrionarias, pero sin haber usado tecnología de clonación ni crear ningún embrión.

Este logro podría hacer posible el buscado objetivo de la medicina personalizada, pero sin los obstáculos políticos, científicos y éticos que acarrea el uso de embriones humanos.

Ambos grupos de científicos las llaman células madre pluripotentes inducidas y aseguran que se ven y actúan como células madre embrionarias, que son las que dan origen a cada célula y tejido del cuerpo.

"Ahora podemos imaginar un momento en el cual un simple procedimiento pueda usarse para producir células madre, que son capaces de formar cualquier tejido a partir de una pequeña muestra tomada de cualquiera de nosotros", señaló en un comunicado Ian Wilmut, del Centro Escocés de Medicina Regenerativa de la University of Edinburgh.

"Esto tendrá enormes implicancias para la investigación y quizás, algún día, para la terapia", agregó Wilmut, quien ayudó a crear en 1997 a la oveja Dolly, el primer mamífero clonado.

El equipo de James Thomson, de la University of Wisconsin en Madison, informó sus hallazgos en la revista Science, mientras que Shinya Yamanaka y sus colegas, de la Universidad de Kyoto en Japón, publicaron los suyos en Cell.

Los dos equipos de investigación utilizaron sólo cuatro genes para transformar las células cutáneas llamadas fibroblastos en células madre pluripotentes inducidas, también denominadas células iPS.

"Ahora estamos en una posición para poder generar células madre específicas para un paciente o una enfermedad sin usar óvulos o embriones humanos", señaló Yamanaka en un comunicado.

Cuatro genes

"Estas células deberían ser útiles en la comprensión de los mecanismos de enfermedad, en la búsqueda de medicamentos efectivos y seguros y en el tratamiento de pacientes con terapia celular", agregó Yamanaka.

"Al introducir cuatro genes (OCT4, NANOG, SOX2 y LIN28) en los fibroblastos humanos, se obtuvieron células madre que comparten esencialmente todas las características de las células madre de embriones humanos", escribió el equipo de Thomson en su informe en la revista Science.

"De modo similar a las células madre embrionarias, las células humanas iPS deberían resultar útiles para el estudio del desarrollo y la función de los tejidos humanos, para el descubrimiento y la evaluación de nuevos fármacos y para la medicina de trasplante", añadió Thomson, cuyo equipo descubrió por primera vez las células madre embrionarias en 1998.

El grupo de expertos que colabora con Yamanaka empleó un grupo apenas diferente de genes (OCT3/4, SOX2, C-MYC y KLF4) para obtener sus células iPS.

Ambos equipos indicaron que las nuevas células no están listas aún para su uso en personas, dado que utilizan un tipo de virus llamado retrovirus para transportar los nuevos genes a las células cutáneas.

Todavía no está claro si el virus causaría mutaciones genéticas que pudieran provocar cáncer u otros efectos colaterales.

"Se requieren más estudios para determinar cuán íntimamente relacionadas están estas células con las células madre embrionarias, pero estos métodos deberían ser útiles para el desarrollo de modelos patológicos y para el avance en medicamentos", escribió el equipo de Thomson.

Con todo, Yamanaka señaló que la nueva tecnología ya despierta nuevas preocupaciones.

"Sería posible generar semen y óvulos a partir de células de la piel, por medio de las células iPS. Esto podría ayudar a las personas con problemas de fertilidad, pero será esencial contar con una regulación adecuada respecto de la generación y uso de las células iPS humanas para evitar usos incorrectos de esta tecnología", concluyó Yamanaka.

 

 

Ahora ve
No te pierdas