Francia ve final de huelga de transporte

Los franceses seguían enfrentando varios retrasos por el paro que ya lleva nueve días instalado algunos analistas prevén que la huelga finalice por las buenas negociaciones que se mantienen.
La mayoría de los franceses apoyan las reformas de Sarkozy.  (Foto: )
PARÍS (CNN) -

Los usuarios del transporte público de Francia enfrentaron el jueves nuevos retrasos, pero analistas de los principales periódicos dijeron que se acercaba un final a los nueve días de huelga del sector por los planes de reforma de pensiones impulsados por el Gobierno.

Los servicios ferroviarios nacionales y las líneas de transporte parisinas circulaban a capacidad reducida mientras los trabajadores de los comités locales se reunían para decidir si prolongaban su huelga en protesta a un recorte de beneficios especiales de las pensiones.

Pero el inicio de las conversaciones el miércoles entre los sindicatos y la dirección del operador nacional de transporte, SNCF, inspiraron la confianza de que se estaba cerca de una solución.

"Hacia el final de la huelga de SNCF", decía el titular del diario Le Figaro.

El SNCF dice que el apoyo a la huelga ha menguado en los últimos días. El jueves circulaban más trenes y metros en París que a principios de semana, aunque el transporte público continuaba con muchas interrupciones.

La huelga, que comenzó el 13 de noviembre, se ha considerado una prueba clave de la credibilidad del presidente Nicolas Sarkozy, que fue elegido en mayo apoyado en su promesa de acometer una reforma económica.

La opinión pública se ha situado con firmeza del lado del Gobierno en la disputa, pero los temores generalizados sobre el costo de la vida han presionado al Ejecutivo para que no permita que el asunto vaya a más y se descontrole.

Las protestas alcanzaron el punto máximo el martes cuando los funcionarios protagonizaron una huelga separada de un día sobre los salarios y los recortes de empleos y algunos sindicatos advirtieron que podían renovar sus protestas el mes que viene.

Los estudiantes de algunas universidades e institutos han mantenido sus propias manifestaciones sobre las reformas educativas y planean celebrar el jueves marchas en varias ciudades y la universidad más antigua de París, la Sorbona.

Se prevé que los sindicatos ferroviarios, que se reunieron el miércoles con la dirección de SNCF, continúen negociando al menos durante un mes. Sólo el sindicato radical Sud Rail se ha negado a participar.

Sarkozy ha prometido mantenerse firme sobre el punto clave de la disputa: eliminar un privilegio que permite a algunos trabajadores del transporte público retirarse cobrando la pensión completa pagando la contribución durante 2.5 años menos de lo normal, situado en 40 años.

Ahora ve
No te pierdas