Venezuela y Colombia entran en crisis

Chávez le dijo “mentiroso” a su homólogo de Colombia y Uribe lo acusó de "planes expansionistas la batalla verbal entre ambos mandatarios puso las relaciones bilaterales al borde de la crisis
El presidente de Colombia, Alvaro Uribe cayó en la provocaci
BOGOTÁ (Agencias) -

El presidente colombiano Alvaro Uribe replicó duramente el domingo a su colega venezolano Hugo Chávez, de quien dijo tenía un proyecto expansionista en el continente, creándose así una nueva crisis en las relaciones diplomáticas entre las dos naciones.

La fuerte réplica de Uribe se dio luego que Chávez dijera que Uribe lanzó un ''escupitajo brutal'' en su rostro, por la cancelación de la mediación del mandatario venezolano con la guerrilla de las FARC, en un intento por realizar un acuerdo humanitario con esa organización. También trató a Uribe de "mentiroso".

''La verdad presidente Chávez es que si usted está fomentando un proyecto expansionista, en Colombia ese proyecto no tiene entrada... No se puede incendiar el continente como usted lo hace, hablando un día contra España, al otro día con los Estados Unidos, maltratando un día a México, al siguiente al Perú, en la mañana después a Bolivia'', dijo en tono molesto Uribe.

El domingo más temprano, durante su programa “Aló Presidente”, Chávez criticó a Uribe por cancelar su intermediación en el proceso de liberación de rehenes en manos de las FARC.

Según el presidente venezolano, Uribe buscaba cualquier pretexto para dar por terminada la intervención de Chávez en el proceso.

Chávez dijo que Estados Unidos presionaba a Uribe para suspender la intermediación del presidente venezolano con las FARC, pues ese país no desea la paz en Colombia.

“Las relaciones con Colombia las meto en un congelador (…) Si el presidente Uribe quiere romper relaciones allá él, yo no lo voy a hacer”, dijo Chávez.

El líder venezolano dijo también que Uribe era un mentiroso y afirmó que Colombia merecía un presidente digno.

Durante el pronunciamiento en Calamar, localidad a unos 450 kilómetros al norte de Bogotá, Uribe respondió que Chávez no tenía argumentos y apelaba a los insultos, con lo cual lo único que hacía era afectar ''no solamente las relaciones internacionales sino que en este caso usted hiere la dignidad del propio pueblo de Venezuela''.

''La verdad, presidente Chávez, es que nosotros necesitamos una mediación contra el terrorismo y no legitimadores del terrorismo. Sus palabras y sus actitudes dan la impresión de que usted no está interesado en la paz de Colombia, sino en que Colombia sea víctima de un gobierno terrorista de las FARC'', precisó el mandatario.

La batalla verbal que se ha presentado entre los dos mandatarios ha provocado inquietud entre los diversos sectores de Colombia, que mantiene ahora unos niveles récord de exportaciones al vecino país, los cuales llegan a unos 4,300 millones de dólares y que se espera lleguen en el 2007 a unos 6,000.

Se calcula que Venezuela produce el 40% de los alimentos que consume y por ello debe acudir a las importaciones de esos productos desde el extranjero, especialmente desde Colombia.

''No se puede maltratar al continente, incendiarlo como usted lo hace hablando de imperialismos, cuando usted basado en su presupuesto quiere montar un imperio'', dijo el ejecutivo colombiano.

''La verdad, presidente Chávez, es que no se puede maltratar la historia, no se puede manchar la memoria de los héroes, desfigurándolos en la demagogia popular, para desorientar a los pueblos'', dijo.

Uribe, quien en un comunicado el viernes trató de bajar el tono de la disputa, dijo a Chávez que ''no se puede burlar la ley como usted lo hace... para sustituir la ley por el capricho personal''.

Prosiguió diciendo que ''la verdad con testigos es que no se puede desorientar al pueblo interpretando mal el legado del libertador (Simón) Bolívar. El Libertador fue integracionista, pero no expansionista''.

Aseguró que Bolívar ''no andaba tratando de sacar del territorio americano la dominación europea para imponer como usted quiere hacerlo su propia dominación, basada en el poderío de su presupuesto''.

Afirmó en tono enérgico que ''Colombia tiene todo el derecho de derrotar el terrorismo, tiene todo el derecho a aceptar mediaciones, pero no mediaciones que busquen el protagonismo político, el enseñoramiento político del terrorismo''.

Se manifestó preocupado por el afán de las pretensiones electorales de Chávez. ''Ahora trate de apelar al viejo truco de estimular en Venezuela, odio contra Colombia y contra el gobierno de Colombia, para abusar su favorecimiento electoral'', denunció.

Pidió a los venezolanos reflexionar sobre la actitud del gobierno de Chávez, que mientras ''no es capaz de censurar a las FARC, sí censura injustamente al gobierno de Colombia y la contradicción es que el gobierno de Colombia... jamás ha irrespetado al gobierno de Venezuela ni al pueblo de Venezuela''.

Indicó que la invitación de la senadora Piedad Córdoba a Chávez para que mediara con las FARC, ''estaba más interesada... en posibilitar un gobierno con influencia del terrorismo en Colombia que en ayudarnos a superar la tragedia de los secuestrados y a conseguir la paz''.

Agregó que aunque en Colombia ''hay pobreza y limitaciones'', también ''hay dignidad. El dinero se consigue todos los días, así en unas naciones sea más escaso que en otras, pero la dignidad, el respeto al ser social, el respeto a las libertades individuales, cuando se pierden esos valores es difícil volver a recuperarlos... No admitimos que se abuse de nuestra tragedia para darle la razón al terrorismo''.

Y arrancando el aplauso de los asistentes, dijo que no admitirá que se incorpore a ''Colombia en un proyecto expansionista que poco a poco va negando las libertades que con tanta dificultad este continente ha logrado conquistar''.

Ahora ve
No te pierdas