Constituyente boliviana, paralizada

Los trabajos para la nueva carta magna fueron detenidos en medio de actos violentos; la Ciudad de Sucre vive en tensión ante las deliberaciones de los asambleístas.
SUCRE, Bolivia (CNN) -

La Asamblea Constituyente de Bolivia quedó nuevamente paralizada el domingo, un día después de haber aprobado en grande una nueva carta fundamental en medio de disturbios que dejaron al menos un muerto y centenares de heridos en la ciudad de Sucre.

Tras los choques entre policías y manifestantes que trataron de impedir las deliberaciones de la Asamblea, Sucre vivió una noche de terror, incluida la destrucción y quema de un cuartel de bomberos.

Los 147 miembros de la Asamblea que habían asistido a la sesión del sábado en un liceo militar fueron evacuados sanos y salvos del recinto en una operación por la madrugada, dijeron medios locales.

El foro había reanudado el viernes sus deliberaciones en la instalación militar, luego de estar paralizado más de tres meses por una ola de movilizaciones de movimientos locales que exigían que se resuelva primero un conflicto sobre la sede del Gobierno nacional.

Pero debido al persistente ambiente de tensión, parecía que muchos sucrenses no se enteraron de que el texto constitucional aprobado incluyó la creación de un cuarto poder, el electoral, con sede en la ciudad sureña.

Esa era la principal concesión concertada el mes pasado en una comisión política multipartidaria en respuesta a la demanda de Sucre de ser "capital plena," quitando a La Paz la sede de los poderes Ejecutivo y Legislativo.

Los líderes cívicos sucrenses, que encabezaron las movilizaciones pro "capitalidad plena" que paralizaron la Asamblea por más de tres meses, no se pronunciaron sobre el texto constitucional inicialmente aprobado.

Sin un liderazgo visible, centenares de sucrenses se congregaron el domingo en la plaza central de la ciudad, mientras gran parte de calles y avenidas de la urbe de estilo colonial permanecían bloqueadas.

"Hay una situación tensa y es necesario restablecer la paz (...) tenemos que exigir a las autoridades del Gobierno que tomen medidas inmediatas, se están presentando hechos de caos," denunció a radios locales el presidente de la Asamblea de Derechos Humanos de Sucre, Cristian Sanabria.

Carlos Romero, uno de los líderes del oficialismo con mayoría en la Asamblea, defendió el voto del sábado y dijo desde la ciudad de Potosí, a donde llegó con protección policial, que aún no había decisiones sobre el futuro del foro.

La Asamblea fue declarada formalmente en "cuarto intermedio" por su presidenta, Silvia Lazarte, tras la votación en grande.

"La aprobación en grande es sólo un paso más en el proceso constituyente, pese a las circunstancias adversas. La mayoría podía haber forzado el sábado inclusive la aprobación de la nueva constitución en detalle, pero no hemos querido generar situaciones más difíciles," agregó.

Acusó a los líderes sucrenses de "generar violencia por su intransigencia en torno a la capitalidad" y llamó a "restituir un mecanismo de construcción de acuerdos políticos."

Legalmente, la Asamblea tiene plazo hasta el 14 de diciembre para entregar una nueva constitución, prometida por el presidente Evo Morales para "refundar" el país dando más poder a los indígenas y nacionalizando la economía.

Ahora ve
No te pierdas