Francia vive nuevo golpe de violencia

La policía se enfrentó con jóvenes que reaccionaron ante la muerte de dos de ellos tras un choq estos ataques reviven los recuerdos de los eventos ocurridos en el 2005 en todo el país.
VILLIERS-LE-BEL, Francia (AP) -

Un grupo de jóvenes atacó una comisaría policial, incendió automóviles y destruyó negocios durante el fin de semana en las afueras de París, y al menos 21 policías resultaron heridos.

La violencia del domingo en la noche estalló cuando dos adolescentes murieron al chocar la motocicleta en la que se trasladaban con un automóvil de la policía; y sirvió para recordar que aún no se han resuelto las tensiones que generaron hechos de violencia en todo el país en el 2005 en vecindarios de inmigrantes.

Existían dudas el lunes sobre el choche en Villiers-le-Bel, una población de viviendas públicas que albergan a árabes, negros y blancos a pocos kilómetros al norte de la capital francesa.

Ocho personas fueron arrestadas y 21 agentes de la policía resultaron heridos, entre ellos el jefe de la policía local que fue golpeado en la cara cuando intentaba negociar con los jóvenes, dijo una fuente policial a condición de mantener su nombre en el anonimato porque no estaba autorizada a dialogar con la prensa.

Los pobladores locales hicieron comparaciones con los hechos de violencia del 2005, desencadenados por la muerte de dos adolescentes electrocutados en una subestación de electricidad mientras se escondían de la policía en un suburbio del noreste de París.

Aquella vez, los ataques contra la policía se expandieron por toda la nación y duraron tres semanas. Los jóvenes, muchos de ellos negros o de origen árabe, quemaron automóviles y se enfrentaron con los agentes de seguridad, manifestando así su furia por la discriminación, el desempleo y las diferencias existentes con la mayor parte de la sociedad francesa.

El alcalde de Villiers-le-Bel pidió calma el lunes, aunque la policía parecía prepararse para otros posibles hechos de violencia. Didier Vaillant demandó lo antes posible una ''investigación imparcial''.

''Pido que pare esta violencia, les pido a todos los residentes y especialmente a los jóvenes que no sucumban ante la ira'', manifestó a la radio RTL.

Los enfrentamientos del domingo tuvieron lugar horas después del choque de la motocicleta con un patrullero policial. Un adolescente de 15 años y otro de 16 fallecieron en el accidente.

Ahora ve
No te pierdas