'Secretos de estado' protegen a Bush

La Casa Blanca aplicó una doctrina que los protege ante demandas por intervenir las comunicacio el documento permite no difundir información que ponga en riesgo a los secretos del gobierno.
Algunos legisladores opinan que el gobierno de EU utiliza la
WASHINGTON (AP) -

En los tribunales federales y en el Congreso aparecen desafíos para una estrategia legal que el presidente George W. Bush está utilizando para proteger un programa secreto de inteligencia que incluye la interceptación de comunicaciones telefónicas o electrónicas en Estados Unidos.

Bajo la presión de los legisladores y de demandas que alegan que Bush autorizó la escucha ilegal de las comunicaciones de los estadounidenses, la Casa Blanca ha invocado una defensa legal conocida como doctrina de los ''secretos de estado'', alegando que el presidente tiene poderes para evitar que se difunda información de seguridad nacional tanto a los demandantes como a los investigadores del Congreso.

El principio fue establecido hace medio siglo, cuando la Corte Suprema respaldó la negativa de la Fuerza Aérea de suministrar un informe de un accidente a los demandantes del caso de la muerte de civiles en un accidente de un avión militar. El gobierno sostuvo que si entregaba el documento podía poner en riesgo información sobre una misión secreta y equipos de inteligencia.

El senador Arlen Specter, el republicano de mayor jerarquía en el Comité de Asuntos Judiciales, cree que la Casa Blanca ha ido demasiado lejos al evocar secretos de estado para frenar demandas civiles.

''Nosotros tenemos la autoridad para definir la doctrina de los secretos de estado'', consideró Specter. ''No creo que la simple afirmación de secretos de estado tenga que ser el final del asunto''.

Specter, el senador de la oposición demócrata Edward Kennedy y otros legisladores trabajan en un proyecto de ley que ordenaría a los jueces federales revisar la aseveración de secretos de estado del presidente, y permitir que sigan adelante los casos que tienen mérito.

Por otra parte, un juez federal del estado de Virginia ordenó la semana pasada al gobierno ofrecerle a los fiscales, abogados defensores y a su secretaria del juzgado, garantías de que podrán revisar material secreto de un caso de terrorismo.

Los abogados defensores sostienen que el material mostrará que el gobierno no presentó las evidencias obtenidas al interceptar ilegalmente las comunicaciones de su cliente, y buscan un nuevo juicio. El gobierno considera que la información está protegida por el privilegio de los secretos de estado.

Ahora ve
No te pierdas