Se recrudece la violencia en Francia

77 agentes fueron heridos luego de que los jóvenes utilizaran armas de fuego y bombas incendiar las protestas surgieron luego de que dos jóvenes chocaran con un vehículo de la policía.
La violencia ha regresado a las calles de Francia. (AP)
VILLIERS-LE-BEL, Francia (AP) -

Una nueva e intensa oleada de violencia dejó al menos 77 agentes heridos a manos de jóvenes que lanzaron ataques con armas de fuego, arrojaron bombas incendiarias y quemaron decenas de vehículos en suburbios de París, dijeron autoridades policiales el martes.

La violencia fue más dura que en las tres semanas de disturbios en el 2005, dijo Patrice Ribeiro. La policía fue atacada con disparos y enfrenta una ''verdadera guerra de guerrillas con armas convencionales y de caza'', añadió.

Algunos agentes fueron lesionados con perdigones de escopeta, informó la ministra del Interior, Michele Alliot-Marie, y precisó que seis sufrieron heridas graves, sobre todo por impactos en el rostro.

Los nuevos episodios de violencia fueron detonados por la muerte de dos jóvenes que viajaban en una motocicleta y chocaron con un vehículo policial el domingo en Villiers-le-Bel, una localidad de condominios habitados por árabes, negros y blancos al norte de la capital francesa.

Según testigos, los policías involucrados en el accidente abandonaron el lugar sin auxiliar a los jóvenes. Las autoridades expresaron dudas sobre la aseveración, aunque la agencia de asuntos internos de la policía investiga el caso.

Los disturbios cometidos por jóvenes comenzaron esa noche y continuaron en la madrugada del lunes al martes, cuando la violencia se agudizó al parecer.

Los jóvenes involucrados en la violencia prendieron fuego a barricadas instaladas por la policía y arrojaron piedras y bombas incendiarias hacia los agentes, que respondieron con gas lacrimógeno y balas de goma. En Villiers-le-Bel y sus alrededores fueron incendiados 36 vehículos, dijo la prefectura regional.

En el lugar había jóvenes que dispararon con escopetas a policías y periodistas. Un agente sindicalizado dijo que los disparos de un rifle de caza perforaron el chaleco blindado de un uniformado, quien sufrió heridas graves en un hombro.

También hubo inmuebles atacados por jóvenes, incluida una biblioteca que fue incendiada.

Por los hechos violentos del domingo fueron detenidas ocho personas y resultaron lesionados 20 agentes, incluido el jefe de la policía municipal que fue golpeado en la cara mientras trataba de negociar con jóvenes. Un bombero fue también herido.

Los disturbios del 2005 comenzaron cuando dos adolescentes se electrocutaron en una estación eléctrica donde se ocultaban de la policía en un suburbio al noreste de París.

Ahora ve
No te pierdas