Musharraf renuncia a jefatura militar

El presidente de Pakistán asumirá como civil su segundo mandato, cumpliendo con su promesa; el país elegirá en enero a su próximo mandatario, Benzair Bhutto y Nawaz Sharif planean competi
RAWALPINDI, Pakistán (CNN) -

El presidente de Pakistán, Pervez Musharraf, renunció a su cargo al frente del Ejército el miércoles, y el jueves asumirá como civil su segundo mandato de cinco cumpliendo una promesa de la que varios pakistaníes dudaban.

Musharraf pasó el bastón de mando a un sucesor elegido por él mismo, el general Ashfaq Kayani, en una ceremonia llevada a cabo en cuarteles militares en Rawalpindi.

Al renunciar, el presidente ha completado una de las más antiguas demandas de sus rivales políticos y sus aliados occidentales, sacándose el uniforme -al que se refería como su "segunda piel"- y convirtiéndose en un presidente civil de cara a las elecciones nacionales programadas para enero.

"El sistema continúa, la gente va y viene, todos tienen que irse, todo lo bueno tiene su final, todo es mortal", dijo un Musharraf de rostro sombrío frente a los máximos jefes y líderes del Gobierno en la ceremonia de cambio de mando.

Para Musharraf, quien tomó el control de Pakistán a través de un golpe de Estado en 1999, ser el comandante del Ejército ha sido su principal fuente de poder. Cuando jure como presidente civil el jueves, su influencia estará disminuida, pero no se sabe en qué medida.

Los partidos de la oposición de los ex primeros ministros, Benzair Bhutto y Nawaz Sharif, quienes están considerando su participación en las elecciones generales de enero, recibieron con agrado la renuncia de Musharraf al Ejército.

"Esperamos que el Ejército regrese a su deber original y no interfiera en política", dijo Nadir Chaudhry, portavoz de Sharif.

"Es un momento grato en la historia de Pakistán. Ahora nuestro Ejército tendrá un general a tiempo completo como líder", dijo Bhutto a periodistas en Karachi.

Musharraf daría un discurso a la nación el jueves tras su ceremonia de juramento, donde podría levantar el estado de emergencia.

Funcionarios de Gobierno dijeron que la renuncia de Musharraf al Ejército no tendría impacto en los esfuerzos de Pakistán para combatir al terrorismo.

Ha sido una transición desordenada para un líder de un país con armas nucleares que es clave en la campaña de Estados Unidos contra Al Qaeda y su estrategia en el vecino Afganistán.

Musharraf había asegurado a Estados Unidos que se haría todo de acuerdo a la Constitución, que lo obligó a renunciar al Ejército antes de fin de año.

El problema era que debía suspender la Constitución, declarar poderes de emergencia y destituir a la Corte Suprema para que esto sucediera.

De lo contrario, los jueces podrían haber anulado su reelección del 6 de octubre por el Parlamento saliente basándose en que participó de este proceso cuando aún era un uniformado activo del Ejército.

El tiempo que Musharraf esté en la presidencia dependerá del Parlamento que sea elegido en enero, particularmente porque Bhutto y Sharif han sido autorizados para liderar a sus partidos.

Ahora ve
No te pierdas