Sarkozy promete castigo por disturbios

El presidente dijo que capturarán a los responsables de la ola de violencia en las calles paris Sarkozy se reunirá con miembros de su gabinete para tener una estrategia contra las protestas.
Nicolas Sarkozy prometió castigar a los provocadores en las
PARIS (AP) -

El presidente Nicolas Sarkozy insistió en que los responsables de los nuevos disturbios serán llevados ante la justicia y calificó de inaceptable la violencia que durante tres noches ha azotado un suburbio de París.

''Así que las cosas están muy claras: lo que ha sucedido es totalmente inaceptable'', expuso Sarkozy luego de visitar en Eaubonne, al norte de París, a un capitán de policía que es atendido en un hospital de lesiones sufridas en los disturbios.

Sarkozy abordó por primera vez la situación suscitada por la nueva oleada de violencia de jóvenes en suburbios de París, la cual comenzó la noche del domingo.

Los casos recientes evocaron los incidentes ocurridos en varias partes de Francia en el 2005 y mostraron que persisten los motivos en zonas habitacionales pobres de numerosos árabes, negros y otras minorías que viven aisladas del resto de la sociedad. Los nuevos disturbios parecen en principio una prueba complicada para Sarkozy, quien como ministro del Interior estaba a cargo de la policía durante los motines de hace dos años.

''Encontraremos a quienes abrieron fuego'' y los ''llevaremos a rendir cuentas ante la justicia'', dijo el presidente en referencia a la escalada de la violencia en que hubo disparos hacia los policías. La noche de la víspera, 82 agentes fueron lesionados, 10 de ellos por perdigones de escopeta, dijo la policía. El uso de armas de fuego, que fue esporádico en el 2005, perfiló una nueva y peligrosa dimensión en el conflicto.

Sarkozy consideró ''preocupante'' el incidente que desató los nuevos hechos violentos, la muerte de dos jóvenes a bordo de una motocicleta que chocaron accidentalmente el domingo con una vehículo policial en el suburbio parisino de Villiers-le-Bel. Pero el presidente aseguró que ''disparar a la policía no guarda relación con este incidente''.

El mandatario tiene previsto reunirse con parientes de los dos jóvenes y con el alcalde de Villiers-le-Bel para luego abordar la situación de la seguridad con altos funcionarios.

Varios automóviles fueron incendiados el martes por tercera noche consecutiva, pero las autoridades dijeron que el nivel de la violencia fue menos intensa que en las dos noches anteriores. La ministra del Interior, Michele Alliot-Marie, afirmó que la situación en general estaba ''tranquila''.

La funcionaria informó también que 39 personas fueron arrestadas la noche del martes en la región de París.

Ahora ve
No te pierdas