Calderón festeja acuerdo entre poderes

Al celebrar su primer año de gobierno aplaudió los acuerdos alcanzados en el Congreso de la Uni dijo que a pesar de los problemas del país hay solución y se han sentado las bases para superar
Su mensaje tuvo una duración de 34 minutos en los que destac
CIUDAD DE MÉXICO (Notimex) -

Al celebrar su primer año de gobierno en el patio central de Palacio Nacional, el presidente Felipe Calderón resaltó los cambios que se concretaron como resultado de los acuerdos logrados en el Congreso de la Unión y dijo que los mexicanos viven una nueva actitud.

En su mensaje que tuvo una duración de 34 minutos, Calderón Hinojosa hizo un recuento de las acciones y logros de su gobierno y subrayó las diferencias en el ánimo de los mexicanos de hace un año, antes de rendir protesta como Presidente de la República, y hoy.   "Hace exactamente un año en las primeras horas los mexicanos vivíamos momentos difíciles, de gran incertidumbre, peligraba la vida institucional de la República, amagada por la vía de los hechos.  

"No sólo era la inquietud acerca de qué ocurría en la rendición de la protesta del nuevo gobierno, sino la preocupación acerca de lo qué le pasaría en el futuro", señaló. 

No obstante, afirmó que hoy está convencido de que tienen solución los problemas del país, pero "se requiere de la unidad y solidaridad de todos" pues en la unión de los mexicanos está la clave de la prosperidad del país.  

Y aunque los problemas están, admitió, los mexicanos hemos comenzado a definir con más claridad el rumbo del país.    

El presidente de México dejó claro que su administración sabe enfrentar y no eludir los problemas y que los retos actuales se tienen que abordar a profundidad ahora, porque quizá no haya otra oportunidad para hacerlo,  

"Sabemos que nos toca asumir las decisiones y sus costos con tal de que se pueda garantizar un mejor porvenir a las generaciones de los mexicanos que vienen y que el futuro se decide hoy", indicó tras destacar reformas como la hacendaria y a la ley del Issste.   "Y es que por las escenas vividas en San Lázaro hace exactamente un año parecía impensable vislumbrar siquiera el más mínimo acuerdo entre las fuerzas politicas del país; hoy, sin embargo, las cosas aquí también son diametralmente distintas".  

Hace un año, reiteró, era impensable el mínimo acuerdo, pero hoy el Congreso y los poderes públicos han logrado varios sustanciales, resuelven sus temas con independencia unos de otros y con trascendencia para el país, funciona el sistema constitucional de pesos y contrapesos, con problemas y dificultades pero México avanza.  

Calderón Hinojosa apuntó que los logros de este año son una muestra de que es posible avanzar en el camino del cambio aun con aciertos y errores, pero con el trabajo de todos México está creciendo.  

Admitió que el país tiene graves problemas y desafíos, pero también un rumbo claro y definido como resultado de un proceso de transformación que no se debe detener.  

Indicó que éste ha sido el año más importante de su vida y agradeció el apoyo de los mexicanos así como de los legisladores, en especial a los que han asumido por norma, más allá de las diferencias partidistas, proteger el valor de las instituciones.  

Agradeció a los legisladores de su partido que hicieron posible "ese inolvidable 1 de diciembre" cuando rindió protesta, a sus adversarios políticos y a sus críticos, así como a la prensa porque "me han obligado a mantenerme alerta, a no confiarme".  

El presidente Calderón también mostró gratitud a las Fuerzas Armadas del país, a los miembros de su gabinete y a sus colaboradores, y a los mexicanos que oran por México y sus gobernantes.  

Agradezco, añadió, el cariño y las bendiciones de la gente mayor "doy gracias porque se me ha permitido vivir un año tan especial y con toda intensidad".

El acto oficial

Acompañado por su esposa, Margarita Zavala, y sus tres hijos, María, Luis Felipe y Juan Pablo, a quienes agradeció su apoyo y fortaleza, afirmó que en México hay certidumbre, a diferencia de hace un año cuando había división, encono e incertidumbre.  

Hoy "a un año de distancia, sé que México saldrá adelante y será un país distinto y mejor", subrayó ante miembros de su gabinete, gobernadores, legisladores, líderes políticos y más cercano equipo de colaboradores.  

"Celebramos un impulso renovador de reformas pensadas no para las próximas elecciones, sino para las próximas generaciones y que estamos enfrentando con decisión y firmeza nuestros problemas".  

También "que hemos sacudido inercias y creencias que nos ataban al pasado, al lamento por lo que no tenemos, al agravio permanente y resentimiento".  

Ahora ve
No te pierdas