Vendrá una nueva ofensiva: Chávez

El presidente venezolano insistirá en las reformas a través de una iniciativa popular simplific la siguiente propuesta podría ser presentada antes de que finalice el mandato de Chávez.
Hugo Cháves dijo que el pueblo venezolano tiene la potestad
CARACAS (Reuters) -

El presidente venezolano, Hugo Chávez, dijo que su reforma constitucional "sigue" pese a que el domingo fue rechazada en referendo, y que una versión simplificada podría ser presentada por iniciativa popular antes de que finalice su mandato.

El militar retirado, que sufrió hace poco más de 48 horas su primera derrota electoral tras nueve años en el poder, reafirmó que su proyecto socialista avanzará y pidió a sus seguidores levantar la "moral revolucionaria" porque "vendrá una nueva ofensiva".

"En el período constitucional yo perdí el derecho a presentar una propuesta de reforma con iniciativa mía, pero el pueblo venezolano tiene la potestad y el derecho de presentar (...) una solicitud de reforma antes de que termine este período", dijo Chávez en un programa de la televisión estatal.

Uno de los cambios más controvertidos del proyecto de reforma era la ampliación del mandato presidencial de 6 a 7 años y eliminar los límites a la reelección del presidente.

La oposición acusó a Chávez, un líder de izquierda que dice impulsar el "socialismo del siglo XXI" de querer eternizarse en el cargo y de buscar controlar todos los hilos del poder.

De no modificarse la actual carta magna -que el propio Chávez impulsó tras llegar al poder en 1999- ya sea por vía popular o a través del Parlamento, el mandatario aseguró que entregará la presidencia cuando acabe su actual mandato en el 2013 pero que no abandonaría la vida política.

Además, reconoció que los cambios propuestos al texto constitucional, que incluían la creación de nuevas divisiones político-administrativas y la creación de nuevos tipos de propiedad social, fueron demasiado "complejos".

El presidente, un duro crítico de Washington, aseguró haber tomado la decisión "en su soledad" y que "si se hubieran terminado de contar hasta las actas últimas" el resultado habría sido de "empate técnico".

"Es el plan del imperio (estadounidense) para tratar de seguir presentándole a los pueblos del mundo a un Hugo Chávez iracundo, cabeza roja, que sólo por la presión del alto mando militar entonces él cedió, pero que sigue siento un tirano que hay que matarlo o hay que derrocarlo', denunció.

El heterogéneo bloque del "No" a la reforma, integrado por partidos de oposición tradicionales, algunos disidentes del "chavismo" y estudiantes, logró imponerse a los partidarios del "Sí" por un estrecho margen, que Chávez ha calificado de "victoria pírrica".

"Los escuálidos (opositores) que están sacando cuentas, que Chávez está debilitado, que está lloroso, que tiene la cabeza roja; bájense de esa nube compadre (...) Aquí hay Chávez pa' rato y aquí hay revolución pa' rato, la revolución llegó aquí para quedarse", sentenció.

Recibe respaldo del ejército

Los integrantes del alto mando militar de Venezuela salieron a respaldar al presidente  Chávez.

El ministro de la Defensa, Gustavo Rangel, desestimó versiones de la prensa local sobre que el mandatario había accedido a aceptar el domingo su primer revés electoral en nueve años tras la recomendación de la cúpula castrense.

"El presidente es 'in-presionable', es decir, no lo presiona nadie", afirmó el funcionario en un efusivo discurso.

En medio del encuentro, el funcionario y los integrantes del alto mando lanzaron el grito de "Patria, socialismo o muerte", repitiendo una consigna que ha identificado a Chávez.

Ahora ve
No te pierdas