Evo Morales sí podrá reelegirse

La nueva constitución fue avalada por aliados del presidente, la oposición desacata el document el presidente del país sudamericano podrá estar en el cargo sólo por un periodo más.
Evo Morales estará en la banca del equipo. (Archivo)
LA PAZ (AP) -

El presidente Evo Morales celebró el lunes la aprobación de la nueva constitución por parte de su partido y aliados y señaló que está de acuerdo con el cambio introducido a última hora en la Asamblea Constituyente por el que se permite la reelección presidencial sólo por un periodo.

La oposición partidaria y regional, encabezada por los prefectos (gobernadores) de seis de los nueve departamentos del país, ya han rechazado el texto y anunciado que lo desacatarán.

El texto aprobado inicialmente, también sólo por el oficialismo y sus aliados menores el 24 de noviembre, permitía la reelección consecutiva, pero el gubernamental Movimiento al Socialismo (MAS) cambió la redacción entre el sábado y domingo para dar paso sólo a la reelección por una vez.

De todos modos, el MAS ha establecido que la anterior gestión de Morales no cuenta, por lo que se abre la posibilidad de que tras la aprobación, si fuera el caso, que debe hacer un referéndum del texto definitivo, probablemente a mediados de 2008, se convocaría a nuevas elecciones.

Morales podría presentarse entonces como si se tratara de un primer periodo. Solamente después de cumplido, cinco años más tarde, tendría derecho a apelar a la reelección.

''No me aferro al cargo'', dijo Morales a la prensa al manifestar su concordancia con el cambio del texto del que ponderó especialmente que ''tras quinientos años de resistencia'' los pueblos indígenas bolivianos tendrán ahora 36 autonomías, con territorio y gobierno propios.

Morales también señaló que, de cualquier modo, mantiene su compromiso de convocar a un referéndum revocatorio de su mandato, a través de un proyecto de ley que envió el gobierno el domingo al Congreso.

El Ejecutivo no ha explicado aún cómo se desarrollaría en 2008 esta consulta, que debe ser acompañada de referendos revocatorios similares para los prefectos, y un referéndum dirimidor de un punto de la constitución aprobada por el MAS. A esas consultas se debe sumar un nuevo referéndum de aprobación definitiva de la totalidad del texto.

Además, si en los casos en que en los referendos revocatorios se registren derrotas, también debe llamarse a elecciones. Así, si Morales pierde el cargo, debe convocarse rápidamente a elecciones presidenciales.

En el referéndum dirimitorio, la población debe expresar si está de acuerdo con establecimientos agropecuarios de más de 10,000 hectáreas, el único punto del texto aprobado por el MAS en el que, según reconoció el directorio de la Asamblea, no se lograron los dos tercios de votos en un sentido u otro.

El directorio señaló que el resto de los artículos mereció los dos tercios de los presentes; aunque según el constitucionalista y ex viceministro de Justicia Carlos Alarcón eran necesarios los dos tercios de los 255 asambleístas elegidos, no sólo de los presentes, entre 150 y 160 el fin de semana.

La oposición denunció que desde la primera aprobación, que derivó en enfrentamientos que dejaron tres muertes, hasta la registrada el fin de semana, el MAS incurrió en ilegalidades, por lo que recurrirá a la justicia para la anulación del proceso.

Branko Marinkovic, líder del Comité Cívico de Santa Cruz, anunció el domingo no sólo el desacato y la ''resistencia civil'' a la nueva constitución, sino también una asamblea, el 15 de diciembre, en ese que es el departamento más rico del país, al oriente, para que la región cree su gobierno autónomo.

Las protestas contra la aprobación sin consenso del oficialismo se iniciaron la semana pasada con un paro en Santa Cruz, Cochabamba, Beni, Pando, Tarija y Chuquisaca y continuaron con una huelga de hambre a la que, según los movimientos cívicos que la organizan, se han sumado unas 400 personas.

Ahora ve
No te pierdas