Cristina Fernández asume la presidencia

La esposa del saliente Néstor Kirchner juró como la primera presidenta de Argentina; Fernández tendrá un gran apoyo en el Congreso y en la mayoría de las proviencias.
Un traspaso de poder entre esposos, inédito. (Reuters)
BUENOS AIRES (CNN) -

Cristina Fernández de Kirchner asumió este lunes la presidencia argentina en un traspaso de poder inédito en la región, cuando su esposo le cedió el Gobierno de un país con un robusto crecimiento económico pero con el desafío de controlar la inflación.

Ante la presencia de líderes de todo el continente, Fernández de Kirchner, de 54 años, juró por "Dios, la patria y los Santos Evangelios" como la primera mandataria mujer surgida de las urnas de la historia argentina.

Su marido, el saliente presidente Néstor Kirchner, prometió pasar a un segundo plano durante los cuatro años de Gobierno que tendrá por delante su esposa, aunque pocos argentinos creen que el político peronista saldrá de la escena pública.

La llegada al poder de esta abogada de fuerte militancia política desde su juventud y con casi dos décadas como congresista fue saludada por los líderes de la región que llegaron a Buenos Aires para la ceremonia.

"Esto muestra el cambio de época, las mujeres por fin están ocupando el lugar que merecen en la historia latinoamericana", dijo el mandatario de Ecuador, Rafael Correa.

Fernández, que mantendrá la mayoría de los ministros de su marido, prometió seguir con el modelo focalizado en incentivar el consumo doméstico que le permitió a Argentina crecer a más del 8% anual desde el 2003 aprovechando un alto precio de las materias primas.

En contrapartida, aún no pudo controlar una inflación que orilla el 9%.

Además, la falta de infraestructura en el país, especialmente energética, puso en riesgo el mantenimiento del despegue económico.

Famosa por sus peinados impecables y su elegancia para vestir, Fernández ganó las elecciones presidenciales de fines de octubre por una amplia diferencia ante una oposición fragmentada y ahora disfrutará del control del Congreso y de la mayoría de las gobernaciones provinciales.

Con estrechas relaciones con el izquierdista Hugo Chávez, Fernández también se enfrentará al desafío de definir cuál será su relación con Estados Unidos, luego de que su marido apostara por un bajo perfil internacional.

La delegación de Washington a la asunción de Fernández está conformada por funcionarios de bajo rango, en una señal del distanciamiento existente con Buenos Aires.

Por el contrario, los principales países de la región están representados por sus presidentes, muchos de los cuales tienen una cargada agenda de reuniones bilaterales para su estadía en Buenos Aires.

El lunes, el mandatario de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, se encontró con su par colombiano Álvaro Uribe para ratificarle su voluntad para ayudar en las negociaciones que ayuden a la liberación de un grupo de rehenes en manos de las FARC.

La situación humanitaria de los secuestrados en Colombia, condensada en la figura de la ex candidata presidencial Ingrid Betancourt, que lleva seis años en manos de sus captores, se ha convertido en un asunto regional que llevó a muchos mandatarios a reclamar por su liberación.

Ahora ve
No te pierdas