La Casa Blanca pone un muro por pruebas

La vocera del presidente Bush se niega a responder preguntas sobre las cintas destruidas por la el senador Joe Biden recomendó nombrar un fiscal especial para investigar el caso.
Dana Perino se niega a dar detalles de los videos destruidos
WASHINGTON (AP) -

Abogados de la Casa Blanca han recomendado a Dana Perino, vocera del presidente George W. Bush, que no responda a preguntas específicas acerca de por qué la CIA destruyó videos de duros interrogatorios a sospechosos de terrorismo, mientras miembros del Congreso buscan respuestas en el asunto.

El Departamento de Justicia y un organismo de control interno de la CIA están realizando un examen conjunto sobre la destrucción de videos relacionados con el interrogatorio de dos presuntos terroristas, para determinar si se requiere una investigación plena.

Mientras se realiza la investigación, la oficina de asesoría legal de la Casa Blanca ordenó a la secretaria de prensa de Bush que no informe de detalles a la prensa.

''Creo que es apropiado'', dijo Perino el lunes. Ella aseguró que sus previas declaraciones siguen siendo precisas. Indicó que Bush no recordaba haber oído sobre la existencia de las grabaciones o su destrucción antes de ser informado del tópico el pasado jueves.

Los abogados de un detenido, el ciudadano yemení Mahmoad Abdah, dijeron que la destrucción de los videos violaron una orden de la corte y han pedido a un juez federal que realice una audiencia. En una presentación escrita, los abogados dijeron que el 10 de junio del 2005, la corte emitió una orden exigiendo al gobierno ''preservar y mantener toda evidencia e información en relación a la tortura, malos tratos y abuso de detenidos''.

Por otra parte, líderes del Congreso están presionando para que se investigue si la destrucción de los videos por parte de la CIA representa una obstrucción de la justicia o un delito federal. Algunos preguntaron si alguien en la Casa Blanca sabía lo que estaba ocurriendo.

El domingo, el senador Joe Biden, jefe del comité de Relaciones Exteriores de la cámara alta y uno de los candidatos presidenciales demócratas, dijo que debe realizarse una investigación independiente. Biden señaló que no se le puede confiar tal investigación al secretario de Justicia Michael Mukasey, pues Mukasey se negó a calificar de tortura una técnica de interrogatorio que emplea ahogamiento simulado.

''Pienso que es más limpio y todo el mundo va a conocer la verdad ... si Mukasey nombra un fiscal especial, y se desvincula del caso'', dijo Biden.

Esa opinión no fue compartida por su colega demócrata Jay Rockefeller, presidente del Comité de Inteligencia del Senado, quien dijo que el Congreso puede llegar al fondo del asunto. ''No pienso que hay necesidad de un fiscal especial'', dijo. ''Eso le corresponde a los comités de inteligencia''.

Ahora ve
No te pierdas