Senadores discuten reforma de Pemex

Los legisladores comenzaron a delinear un plan para realizar cambios en la petrolera mexicana; la inversión privada no tendrá transformaciones drásticas y podría dar libertad al monopolio.
CIUDAD DE MÉXICO (CNN) -

Senadores mexicanos comenzaron a delinear este lunes una reforma tentativa del sector energético y algunos dijeron que una propuesta para abrir ligeramente las barreras a la participación del sector privado podría estar lista para febrero.

Los legisladores descartan cambios drásticos para permitir la inversión privada en la industria, pero podrían dar más libertad al monopolio petrolero estatal Pemex para aliarse con empresas estatales extranjeras, dijo a Reuters el senador del partido gobernante Fernando Elizondo.

Elizondo, del Partido Acción Nacional (PAN), y otros senadores dijeron que la propuesta podría ser llevada al Congreso cuando se reúna en febrero.

"Es de esperarse que estemos abordando los temas de alianzas estratégicas, en particular en materia de aguas profundas y yacimientos transfronterizos", dijo Elizondo a su llegada a una reunión con miembros de la Comisión de Energía del Senado.

México enfrenta una producción en descenso al tiempo que sus reservas probadas han disminuido a sólo nueve años de producción.

Pemex, cuyas ganancias van directamente al Gobierno que tiene una baja base fiscal, carece de la tecnología para explorar aguas profundas en el Golfo de México donde podrían encontrarse enormes yacimientos de crudo.

Muchos expertos dicen que México debe permitir la inversión privada en energía para modernizar a Pemex, pero el presidente Felipe Calderón no cuenta con mayoría en el Congreso y los partidos de oposición están en contra de la idea.

Permitir que Pemex forme asociaciones estratégicas con firmas privadas, que podrían perforar o hacer exploraciones en busca de petróleo en beneficio de la compañía estatal, es visto como una manera de darle la vuelta a la prohibición constitucional, aunque algunos legisladores de oposición también se oponen a ello.

"Tenemos muy claro que no vamos a cambiar la Constitución ni vamos a apoyar o autorizar contratos de riesgo", dijo a Reuters el senador Francisco Labastida, que encabeza la comisión de Energía del Senado y es miembro del opositor Partido Revolucionario Institucional (PRI).

Expertos de la industria dicen que la meta de Pemex de mantener la producción de crudo en 3.1 millones de barriles por día hasta el 2020, mientras restaura reservas y comienza la producción en aguas profundas no es realista.

Ahora ve
No te pierdas