Bolivia se divide, desafían a Evo

Los departamentos opositores de Evo presentarán la autonomía de sus regiones el sábado; simultáneamente, el presidente Morales recibirá la nueva Constitución rectificada.
Vendedores ambulantes en Santa Cruz ofrecen pulseras con la
LA PAZ (Agencias) -

Líderes opositores de cuatro departamentos de Bolivia ratificaron su decisión de proclamar el sábado la autonomía de sus regiones, en un desafío que el Gobierno izquierdista de Evo Morales calificó como ilegal y una amenaza a la unidad nacional.

La denominada región de la "Media Luna", conformada por los departamentos de Beni, Pando, Tarija y Santa Cruz, la que lidera el movimiento autonómico al que se sumarán Chuquisaca y Cochabamba aprobaron el jueves el Estatuto Autonómico, el cual será presentado a los habitantes de esa región de Bolivia este sábado en un acto especial.

En forma simultánea a la declaratoria de autonomía, prevista para este sábado a las 16:00 horas locales (20:00 GMT), Morales recibirá de parte de asambleístas la nueva Constitución de la República en un acto que se realizará en la plaza Murillo de La Paz.

La nueva Carta Magna busca dar más poder a la mayoría indígena en el país y profundizar la nacionalización de los recursos naturales dispuesta por Morales, lo que irrita a la oposición y a los sectores con más recursos.

Pero, Morales, el principal aliado del presidente venezolano, Hugo Chávez, en la región, se mostró firme y convocó a una marcha indígena y sindical el sábado en La Paz para celebrar la nueva Constitución, que debe pasar por dos referendos en los nueve departamentos antes de entrar en vigencia.

"Respetamos todas las movilizaciones que estén enmarcadas dentro de las leyes y la Constitución, incluso aquellas que defiendan un estatuto autonómico inconstitucional, y queremos mandar un mensaje de paz, de tranquilidad," dijo el viernes en tono conciliador el portavoz gubernamental, Alex Contreras.

El vocero reiteró en conversación con reporteros una invitación presidencial al diálogo con las regiones, algo que parecía poco probable en medio de un persistente intercambio de denuncias de violación de la Constitución y las leyes.

Líderes de Santa Cruz, motor económico del país y bastión de la derecha opositora, denunciaron inclusive supuestos planes gubernamentales de un estado de sitio, lo que el portavoz oficial negó categóricamente.

El conflicto social en Bolivia es seguido de cerca por Brasil y Argentina, que dependen de los envíos de gas natural del país altiplánico para alimentar su crecimiento económico.

Autonomía y separatismo

Al recibir el jueves en la noche el proyecto de estatuto autonómico elaborado por una asamblea de autoridades regionales, el prefecto de Santa Cruz, Rubén Costas, dijo que se trataba de una "revolución igualitaria, en paz."

El Gobierno afirmó que no podía considerar pacífico la aplicación de ese estatuto, dado que es al margen de los procedimientos legales.

"No porque un departamento tenga recursos hidrocarburíferos puede pensar, so pretexto de autonomía, en la separación del país," dijo Morales el jueves, al llamar a concertar una ley y estatutos de autonomías en el marco de la nueva Constitución.

La nueva carta fundamental establece autonomías paralelas en departamentos, regiones y comunidades indígenas, a diferencia de los estatutos a ser presentados el sábado que buscan autonomía sólo a nivel departamental.

El viceministro de la Presidencia, Héctor Arce, dijo a la televisión estatal que el estatuto aprobado en Santa Cruz va mucho más allá de la autonomía.

Consideró "contrarias a la unidad" las atribuciones que el estatuto da a un potencial gobierno cruceño para regular la migración interna estableciendo una suerte de "ciudadanía cruceña," la energía, la policía y la política de tierras.

El Gobierno de Morales ha denunciado reiteradamente que grandes latifundistas, entre ellos el líder cívico cruceño Branco Marinkovic, impulsan las autonomías regionales sólo para proteger sus intereses.

"En la nueva constitución las autonomías están totalmente garantizadas (...) pero la unidad del país no se toca, la unidad del país no se discute, por la unidad del país no hay ningún referéndum," afirmó Morales.

El estatuto cruceño fue aprobado por una asamblea de autoridades regionales, la mayoría elegidas antes de la llegada de Morales al poder en enero del 2006, convocada por mandato de una serie de cabildos o asambleas populares pro autonomía.

Ahora ve
No te pierdas