Neelie Kroes, una dama de hierro

La comisionada de competencia en la UE es la mujer a quien temen las grandes firmas tecnológica la funcionaria holandesa tiene en la mira los monopolios de Google, Intel, Apple y Qualcomm.
"Nickel Neelie" es vista como heroína o villana que mete a g  (Foto: )
Nelly Acosta Vázquez

La cacería de brujas ha iniciado. Justo cuando Neelie Kroes, comisionada de la Competencia en la Unión Europea, pronunció la ya histórica frase: “Esta decisión marca un precedente para las firmas que tienen participación dominante, en particular en la industria de tecnología”. 

 ‘Nickel Neelie’,  como se conoce a la funcionaria holandesa, por su rigor para atacar monopolios comerciales, se refería al Caso Windows, querella que desde 2000 persiguió a Microsoft. El final de esta historia es de todos conocido: la firma de Bill Gates perdió el caso en septiembre de este año, pese a haber apelado la decisión emitida en 2004, por lo que deberá pagar una multa de 497 millones de euros (728.5 MDD), abrir el código fuente de su sistema y retirarle el MediaPlayer.

Fue así que la sentencia quedó abierta: todo aquel que atente contra la innovación tecnológica estará en problemas. 

¿Quién es la siguiente víctima de ‘Nickel Neelie’? “¡Google!” –que en países como España, Francia, Italia y Reino Unido cuenta con 96% de las búsquedas de internet–, afirma Sean Silverthorne, de la Harvard Business School. En México y en casi toda América Latina, su penetración es de 85% y salvo por excepciones como China y Japón, en donde tiene 21%, y en Corea del Sur, donde es un desconocido (tiene 1.2%), todo ‘pinta’ para que sea investigado.

La empresa, creada por dos estudiantes de Stanford, ya ha puesto sus barbas a remojar. Auxiliados por el despacho de abogados Wilson, Sonsini, Goodrich & Rosati, que los ha representado en anteriores acusaciones de monopolio (la más fuerte fue la de Kinderstat.com) y en sus compras millonarias como la de YouTube (por 1,650 MDD en 2006), Google ha logrado demostrar que a nivel mundial, sumando los pros y los contras, sólo tiene 60% del mercado de búsquedas (cifra respaldada por IDC).

Lo que quizá no le resulte fácil demostrar será cómo está acaparando el mercado de publicidad en línea. De acuerdo con iSuppli, de los 199 millones de búsquedas pagadas, 129 quedan en manos de Google. Cifra que aumentará considerablemente si es que el Departamento de Competencia de la Comisión Federal de Comercio de EU aprueba la compra de DoubleClick, su rival en venta de anuncios en línea, por 3,500 MDD, una cantidad que, de acuerdo con analistas, sólo podrían pagar los propietarios de los 15 bancos más grandes del mundo (quienes, por cierto, guardan 60% de la riqueza del mundo).

“De salirse con la suya, sí estará en problemas”, advierte Silverthorne. Y es que pese a que Google es una empresa muy nueva (nació en 1998) ya tiene un historial amplio de acusaciones monopólicas, cuyos detalles se resguardan secretamente en los archivos del Departamento de Justicia de EU.

Otros que podrían correr la misma suerte que Microsoft y ya son investigados por la Unión Europea son Intel y Qualcomm, ambos fabricantes de procesadores, quienes también han hecho gala de su habilidad para librar acusaciones que bloquean a la competencia, así como Apple, que tras poseer 80% del mercado de reproductores de música digital con su iPod, ya ha sido advertido en varias ocasiones.

¿Podrá la que es considerada como la mujer número 38 más poderosa del mundo ganar la batalla contra el monopolio tecnológico? Silverthorne se adelanta: “La metáfora dice: si cayó el más grande, ya todos pueden sucumbir”.

Ahora ve
No te pierdas