Pakistán levanta estado de emergencia

El presidente Pervez Musharraf afirmó que el país está en condiciones de convocar elecciones; el estado de emergencia se decretó en noviembre y había enfurecido a la oposición de ese país.
ISLAMABAD (AP) -

El presidente paquistaní Pervez Musharraf levantó el sábado el estado de emergencia que se mantuvo durante seis semanas en el país y restauró la constitución, con lo que suaviza una serie de medidas que enfurecieron a la oposición y preocuparon a la comunidad internacional.

El ministro de información Nisar Memon dijo que Musharraf había firmado la orden que levanta el estado de emergencia.

Consideró que la decisión marcaba una ''jornada histórica'' y añadió que las elecciones parlamentarias del mes próximo consolidarían el regreso del país a la democracia.

''El gobierno provisional ha rendido juramento de realizar elecciones libres, justas, transparentes e imparciales para lograr la recuperación del país'', dijo Memon.

La orden incluía una cláusula polémica que certificó las decisiones que efectuó Musharraf durante el estado de emergencia, entre ellas el despido de los jueces independientes. Esas decisiones ''no deben ser cuestionadas por ningún tribunal ni ante ningún tribunal'', indicó la cláusula.

Musharraf enfrenta todavía críticas en su país y en el extranjero acerca de cuán equitativas serán las votaciones del 8 de enero.

Con el estado de emergencia decretado el 3 de noviembre, Musharraf, que es apoyado por Estados Unidos, sumergió a Pakistán en una crisis política y provocó dudas sobre la credibilidad de la votación que determinará quién formará parte del nuevo gobierno.

El presidente ha expresado que impuso el estado de emergencia para detener una ''conspiración'' por parte de varios jueces de poner fin a su mandato de ocho años. Añadió que buscó terminar con el caos político que socavaría los esfuerzos de Pakistán por combatir el extremismo islámico.

Además, ha insistido en que la Corte Suprema, que se preparaba para pronunciarse sobre la legalidad de su reelección en octubre, había extralimitado sus poderes constitucionales.

La orden del sábado requiere que los jueces, entre ellos aquellos designados por Musharraf durante la emergencia, juramenten en sus funciones una vez más. El presidente tomó el juramento al presidente de la Corte Suprema y luego se sentó mientras el magistrado juramentaba al resto de los jueces del tribunal.

Un líder del Partido Popular de Pakistán de la ex primera ministra Benazir Bhutto elogió las medidas que pusieron fin al estado de emergencia, pero dijo que no alejaban totalmente los temores sobre la equidad de los comicios.

''Es un buen paso, pero vamos a ver si las elecciones son libres, justas y transparentes'', declaró Majdoom Amin Fahim, quien no descartó cooperar con Musharraf si se evita el fraude.

''Pero hasta ahora no pareciera que las elecciones fueran a ser de una manera justa'', dijo Fahim.

Liaquat Baloch, líder de la coalición opositora Foro de Acción Unida, expresó que las medidas de Musharraf eran un ''fraude'', ya que los jueces despedidos por el presidente no fueron devueltos a sus puestos y la constitución fue modificada bajo la emergencia.

Mientras tanto, al menos dos soldados y tres civiles murieron cuando un atacante suicida que se desplazaba en una bicicleta hizo estallar sus explosivos en un retén cercano a la puerta de una academia militar en el noroeste de Pakistán, dijo un portavoz castrense.

Seis personas resultaron heridas en el ataque en la población de Nowshera, unos 120 kilómetros al noroeste de Islamabad, dijo el general de división Waheed Arshad.

 

Ahora ve
No te pierdas