Regiones de Bolivia se oponen a Evo

Cuatro de las zonas más ricas de Bolivia se declaran “autónomas” y desconocen la constitución; las autonomías de facto han creado fuerzas policiales propias y varias competencias de autogobi
SANTA CRUZ, Bolivia (AP) -

Sin policías ni militares en las calles y en un ambiente de celebración, esta rica región desafía al gobierno boliviano al declarar su autonomía de facto, mientras en La Paz la mayoría indígena festeja una nueva Constitución que también les otorga autonomía a los pueblos originarios y más poder político.

Otras tres regiones opositoras del este y sur también apuraban declaraciones autonómicas en rechazo al proyecto de constitución impulsado por Morales, anticipando así una mayor polarización en este país marcado por el racismo y la lucha política que podría dirimirse el próximo año con varios referendos en camino.

La autonomía cruceña crea un órgano legislativo, reconoce la figura de un gobernador y da a la región la tuición sobre las tierras. También crea una fuerza policial propia, competencias de autogobierno y regulará a los medios, según el texto acordado.

Doña Teresa y sus dos hijos llegaron desde una barriada a vender camisetas y sombreros con la inscripción ¡Santa Cruz, autónomo!, horas antes de una asamblea popular en la que las autoridades planeaban anunciar el nuevo régimen autónomo que después someterán a referéndum entre la población local.

Ella no sabe lo que la eventual autonomía traerá a su familia, pero ha logrado vender las camisetas y juntado un dinero extra para las fiestas de Navidad.

En La Paz, campesinos e indígenas leales al gobierno organizaron cortes de ruta para mostrar su rechazo a los proyectos autonómicos y aislar a los capitalinos.

''Ellos (los líderes opositores) son soberbios, no estamos de acuerdo (en) cómo manejan las cosas y no pasarán de aquí'', dijo a una emisora local Mirian Núñez, dirigente campesina de San Julian, una región agrícola leal al gobierno.

Los líderes cruceños aseguran que su estatuto no es divisionista. ''No se trata de federalismo, es una autonomía radical'', dijo el abogado Juan Carlos Urenda, uno de los ideólogos de la autonomía.

Pero ni Urenda ni otros líderes opositores saben cómo ensamblar su proyecto con el estado y la Carta Magna aprobada por una Constituyente y que pende de ratificarse en una consulta popular.

''Esperamos que se dé un pacto con el estado'', apuntó.

Gabriel Paz, un funcionario de la prefectura (gobernación), aseguró que la autonomía traerá ''más modernidad a Santa Cruz'' frente a la ''constitución excluyente de Morales''.

El vicepresidente Alvaro García afirmó el jueves que el estatuto autonómico es ilegal y separatista y calificó como una ''aberración jurídica'' las regulaciones migratorias internas que propone.

Aseguró que la tierra ''es de todos y debe ser normada por el estado''.

El proyecto constitucional del gobierno propone llevar a un referéndum los latifundios de los que hay muchos en esta región agroexportadora, que también reúne a las principales petroleras que operan en el país.

 

Ahora ve
No te pierdas