Los Kirchner se lanzan contra EU

La presidenta reiteró que no la van a doblegar y su marido dijo que Argentina no es una “coloni el mandatario venezolano Hugo Chávez, por su parte, denunció una campaña sucia orquestada por E
Los Kirchner se defienden contra EU. (Archivo)  (Foto: )
MONTEVIDEO (AP) -

En su primer discurso como presidenta pro témpore del Mercosur, Cristina Fernández aludió el martes a la investigación de la justicia de Estados Unidos sobre el intento de un empresario venezolano-estadounidense de ingresar a Buenos Aires una valija con 800,000 dólares, presuntamente destinados a su campaña electoral.

El presidente venezolano Hugo Chávez, por su parte, negó que los detenidos en Miami por el caso sean agentes de su gobierno, como sostienen los fiscales de Estados Unidos, y acusó al FBI y la CIA de montar una campaña que es “un basural”.

Al clausurar la cumbre de presidentes del Mercosur, Fernández dijo que “creo que la política no es sucia. Creo que algunos que hacen política desde adentro y desde afuera de nuestros países sólo hacen operaciones sucias y políticas sucias en la región”.

El comentario fue recibido con un tibio aplauso por los presidentes de los otros países fundadores del Mercosur -Brasil, Paraguay y Uruguay-, los mandatarios de las naciones asociadas, Michelle Bachelet de Chile y Evo Morales de Bolivia, y el venezolano Hugo Chávez, que ha solicitado el ingreso de su país al bloque como miembro pleno.

Sin dar mayores precisiones, Fernández volvió a referirse al caso de la valija, al que la semana pasada había calificado como una “operación basura” de la inteligencia estadounidense.

“No me van a doblegar”, añadió Fernández con tono enérgico.

El lunes, un fiscal de Miami declaró en una audiencia judicial que Guido Antonini Wilson, el empresario venezolano-estadounidense que intentó ingresar en agosto en Buenos Aires el maletín con el dinero, había recibido una oferta de dos millones de dólares de parte de agentes venezolanos a cambio de ocultar el origen y destino de esos fondos.

Antonini Wilson había llegado a Buenos Aires procedente de Caracas en un avión rentado por la compañía argentina de energía ENARSA junto a funcionarios de esa empresa estatal y de la petrolera venezolana PDVSA, algunos de los cuales fueron despedidos de sus cargos al conocerse el caso.

El escándalo volvió a tomar repercusión la semana pasada durante una audiencia judicial en Miami en la que tres venezolanos y un uruguayo fueron acusados de no haberse identificados ante el gobierno estadounidense como agentes de inteligencia de Venezuela -que intentaron encubrir el origen de ese dinero-. Entre los acusados no se encuentra Antonini Wilson, que ha colaborado con el FBI en la investigación.

El presidente Chávez, al hablar con los periodistas al abandonar la sede de la reunión, señaló que Antonini Wilson “se fue a Estados Unidos y pasó a ser protegido del FBI, de la CIA, del gobierno de los Estados Unidos... Ni lo conozco”.

“Después de todos estos meses, claro, la CIA, el FBI, trataron de que explotara con un escándalo en plena campaña de Cristina y en plena campaña nuestra rumbo al referéndum del 2 de diciembre. No pudieron hacerlo”, añadió.

“Ahora los tienen acusados de que son agentes del estado venezolano que estaban haciendo operaciones en Estados Unidos para tratar de convencer a este empresario de que el dinero, o para tratar de ocultar el supuesto destinatario del dinero, y han dicho que era para la presidenta Cristina. Una infamia... todo es un basural”, concluyó Chávez.

Néstor, también en contra

El ex presidente Néstor Kirchner declaró el martes en Buenos Aires que “las relaciones con Estados Unidos no son buenas y la Argentina no es una colonia”, al aludir a declaraciones de un fiscal de Miami, que la semana pasada dijo que 800,000 dólares secuestrados por la Aduana local al empresario venezolano-estadounidense Alejandro Antonini Wilson, estaban destinados a la campaña electoral de su esposa, la presidenta Cristina Fernández.

En sus primeras declaraciones públicas desde que transfirió la Presidencia a su esposa el 10 de diciembre, Kirchner habló durante un agasajo que le tributó personal de la empresa estatal AYSA.

“Yo le digo al embajador (estadounidense Earl Anthony Wayne) que lo que están haciendo es una vergüenza, así las relaciones no son buenas, señor embajador”, afirmó.

Wayne, luego de la dura reacción de la presidenta Fernández, quien denunció una “campaña de inteligencia” y una ''operación basura'' estadounidense, a raíz de las denuncias del fiscal de Miami, había afirmado que se trataba de un episodio policial, que no afectaba las relaciones entre su país y la Argentina.

“Los argentinos estamos siendo manoseados por una banda de mafiosos. Manden al prófugo, extraditen a Antonini Wilson, porque los argentinos queremos saber la verdad de las cosas”, añadió el ex presidente.

La justicia argentina, que investiga el episodio de la misteriosa valija, pidió la extradición de Antonini Wilson, solicitud a la que los Estados Unidos no han hecho lugar.

Ahora ve
No te pierdas